Después de cuatro años elevan a juicio la causa por el asesinato de Diego Epulef

La Justicia rechazó ayer el pedido de sobreseimiento de Rodrigo Soto, imputado de haber asesinado de un disparo a Diego Epulef durante la tarde del 24 de octubre de 2013 en el barrio San Martín. Tras agonizar varias horas la víctima falleció al día siguiente. A pedido de la Fiscalía, la jueza Daniela Arcuri elevó la causa a juicio.

A más de cuatro años del homicidio de Diego Orlando Epulef (33), uno de los tres integrantes de esa familia que fue asesinado en los últimos años en Comodoro Rivadavia, la Justicia finalizó con el periodo de investigación y decidió elevar la causa a juicio oral y público.

Diana Montecino, madre de la víctima, quien ya había perdido el 15 de marzo de 2010 a su hija Eliana Epulef y el 15 de septiembre de 2013 a otro hijo, Franco Epulef (16), estuvo presente en la sala de audiencias de la Oficina Judicial.

En el comienzo del acto el fiscal general Adrián Cabral recordó que el crimen de Diego Epulef se registró durante la tarde del 24 de octubre de 2013 cuando la víctima se encontraba en la vivienda familiar de la calle Eva Duarte al 1800 del barrio Máximo Abásolo.

El hombre estaba junto dos familiares y sus padres. Según la acusación pública, el imputado Rodrigo Alexis Soto llegó hasta el ingreso del inmueble a bordo de un Volkswagen Gol de color rojo. Iba sentado del lado del acompañante y descendió del rodado con una pistola calibre 9 milímetros.

Efectuó al menos siete tiros contra la vivienda, y al ver que Diego Epulef se asomó, Soto con claras intenciones de darle muerte le efectuó un disparo que le ingresó por el ojo derecho. Luego subió al auto y escapó. La víctima fue hospitalizada quedando en terapia intermedia.

Después fue trasladado a la clínica La Española y al día siguiente falleció por un paro cardiorrespiratorio traumático producido por herida de arma de fuego en el cráneo.

El fiscal solicitó que se eleve la causa a juicio a partir de los elementos de convicción suficientes para tener a Soto como probable autor del homicidio. Ofreció la prueba documental y testimonial a ventilar durante el debate.

Por su parte, la defensora pública Viviana Barillari objetó la acusación y solicitó el sobreseimiento de su cliente, y subsidiariamente ofreció prueba. “No hay evidencia probatoria para tener a Soto como el autor del homicidio” y “estamos ante un derecho penal de acto y no de autor”, cuestionó.

A su entender no se pueden incorporar sentencias condenatorias como prueba documental, y en la audiencia de apertura de investigación la defensa solicitó que se investigue el grupo de pertenencia de su asistido. “No hay prueba para elevar la presente causa a juicio”, concluyó Barillari.

La jueza penal Daniela Arcuri evaluó que hubo dos anticipos jurisdiccionales de prueba en los cuales reconocieron a Soto como el probable autor del crimen. “La Fiscalía tiene un caso sólido y contundente” para probar la autoría de Soto en el homicidio como diversidad de testigos y evidencia balística.

Por todo ello, la magistrada rechazó la solicitud de sobreseimiento de la defensa por “improcedente e inadmisible”, y elevó la causa a juicio oral y público.

Hay que recordar que Soto ya está condenado por el homicidio de Anahí Copa, la joven que recibió un disparo mientras amamantaba a su bebé. Sucedió en la noche del 8 de diciembre de 2015 en el barrio Quirno Costa y la bala estaba dirigida a la casa vecina, de la familia Nieves.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico