Detuvieron a un docente por presunta difusión de pornografía infantil

Es un empleado con sumario administrativo, que estaba a disposición de la Dirección Regional de Educación Zona Norte de Santa Cruz.

Ayer jueves la División de Investigaciones (DDI) de la Policía de Caleta Olivia detuvo a un sospechoso de difundir pornografía infantil. El procedimiento se desarrolló en el contexto de un allanamiento, dispuesto por el juez de instrucción Gabriel Contreras.

En un domicilio de la calle Calchaquíes al 1800 de la zona de chacras caletense, además de la aprehensión del sujeto, fue incautada una importante cantidad de material.

La Policía secuestró computadoras, una tablet, teléfonos celulares, tarjetas SIM y gran cantidad de material electrónico e informático. Todo será sometido a las pericias correspondientes.

Sin embargo, de acuerdo a la información obtenida por La Opinión Zona Norte, la captura del presunto delincuente sexual se desarrolló en función al material difundido desde una dirección IP que figuraría a su nombre.

Fuentes calificadas precisaron que el individuo es un docente de unos 35 años, de apellido Cocha, que se encontraba con un sumario administrativo y estaba a disposición de la Dirección Regional de Educación Zona Norte, sin prestación de servicios. Al parecer, el origen del sumario sería una denuncia, también de tenor sexual, surgida tiempo atrás. Por ello, habría sido apartado de sus funciones en establecimientos educativos.

El magistrado tomó las medidas señaladas, a raíz de un informe surgido del área de cyber vigilancia del FBI (Federal Bureau of Investigation). A través de los acuerdos internacionales vigentes, una vez detectado el caso, la información fue transmitida a la Policía Federal Argentina – División delitos cibernéticos contra la niñez y la adolescencia -. El organismo nacional, tras corroborar la dirección del IP, remitió los datos a la Justicia provincial.

EL DELITO

La difusión de pornografía infantil está tipificada en el artículo 128 del Código Penal argentino. La norma sanciona la publicación o difusión de toda representación de un menor de 18 años, dedicada a actividades sexuales explícitas, o toda representación de menores donde se exhiban sus partes genitales con fines sexuales.

Argentina, como la mayoría de los países del mundo, firmaron convenios delineados por la convención de los derechos del niño para combatir la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en la pornografía. No se trata de un delito menor, por el contrario, es repudiado por la comunidad internacional.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico