Djokovic derrotó a Federer en la final más larga en la historia de Wimbledon

El serbio y número uno del mundo se impuso al suizo Roger Federer por 7-6, 1-6, 7-6, 4-6 y 13-12 y de esa manera conquistó su quinto Abierto de Wimbledon.

El serbio Novak Djokovic, número uno del mundo, venció este domingo al suizo Roger Federer en la final más larga en la historia de Wimbledon por 7-6, 1-6, 7-6, 4-6 y 13-12 y extendió su reinado en el tercer Grand Slam del año.

Djokovic retuvo el título logrado en 2018 y sumó su quinto Wimbledon, sobre siete finales, luego de sus conquistas en 2011, 2014 y 2015. De esta manera igualó al sueco Björn Borg (1976, 1977, 1978, 1979 y 1980) y al británico Lawrance Doherty (1902, 1903, 1904, 1905 y 1906).

Federer, dueño de 20 títulos de Grand Slam, quedó a las puertas de su novena consagración en el All England Club.

El duelo entre el líder del ránking ATP y el número tres desarrolló durante cuatro horas y 57 minutos con un tenis de alto vuelo, de puntos extensos y concentración máxima.

Djokovic y Federer, en su primer enfrentamiento en el año, ofrecieron un gran espectáculo en Londres, a la altura de las expectativas, con el argentino Damián Steiner, de 44 años, como umpire.

La leyenda suiza desplegó su habitual buen juego para regocijo del público a mayoritariamente a su favor y con 37 años y 11 meses hizo frente a un oponente que lo aventaja en el historial por 26-22 y ganó en los aces: 25 a 9.

El serbio relució un temple enorme porque estuvo al borde de la derrota, con un doble match-point, en el 8-7 del quinto set.

"Nole" fue implacable en el tie break. Se impuso 7-5 en el primer set, 7-4 en el tercero y 7-3 en el último, que definió el partido a su favor.

"Si ésta no es la mejor final, está entre las dos o tres de mi vida. Respeto mucho a Federer. Es increíble haber estado dos match points abajo y ganarlo", dijo Djokovic en diálogo con la prensa oficial de Wimbledon.

"¿Roger quiere que la gente crea que a los 37 años se puede? Lo logra: a mí me inspira", expresó el número uno del mundo.

Por su parte, Federer coincidió que resultó "un gran partido" y quedó satisfecho con su producción. "Le doy la chance a la gente de creer que a los 37 no hay que darse por vencido. Me siento bien, todavía estoy de pie y espero que sirva de inspiración", agregó el suizo.

Djokovic consiguió su título número 16 en Grand Slam. Se consagró campeón en Australia en siete oportunidades: 2008, 2011, 2012, 2013, 2015, 2016 y 2019; ganó el Abierto de Estados Unidos en tres ocasiones: 2011, 2015 y 2018; y se adjudicó Roland Garros en 2016.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico