Donald Trump, Mariano Rajoy y Michel Temer respaldaron el acuerdo con FMI

Los gobiernos de Donald Trump (Estados Unidos), Mariano Rajoy (España) y Michel Temer (Brasil) respaldaron el acuerdo que busca la Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para frenar la corrida cambiaria que llevó al dólar a $ 23 y ya provocó la fuga de hasta u$s 10.000 millones del sistema financiero local.

"Estados Unidos respalda las reformas de Macri", sostuvo el subsecretario de Asuntos Internacionales Departamento del Tesoro, David Malpass, quien también recordó que Donald Trump "ha apoyado a Macri y su programa de reformas financieras".

Malpass descartó que la devaluación del peso en la Argentina sea el comienzo de una crisis de los países emergentes. "No vemos el comienzo de una crisis de los países emergentes con el caso de la Argentina. No creo que estemos viendo eso, pero seguiremos de cerca las negociaciones", sostuvo el funcionario estadounidense durante la 48° edición de la Conferencia Anual de las Américas, organizada por el Consejo de las Américas en la ciudad de Washington.

En Europa el Gobierno de España mostró "todo su respaldo y solidaridad con los esfuerzos de Argentina" para negociar una línea de apoyo financiero y deseó que la medida fortalezca "la credibilidad" de la economía del país.

Pocas horas después del anuncio de Macri, el Ministerio de Asuntos Exteriores español difundió un comunicado de apoyo a la medida. "En un contexto económico internacional cambiante como el actual, el Fondo Monetario Internacional puede ser clave en la creación de una red de seguridad financiera internacional", señaló el Ministerio en su nota.

Asimismo, la administración de Rajoy celebró "la disposición expresada por el FMI" y se mostró confiada en que el diálogo con abierto en Washington "culmine en el apoyo financiero mencionado por el presidente Macri".

"El Gobierno de España confía plenamente en la capacidad de un gran país iberoamericano como Argentina, de su pueblo y de sus dirigentes para superar este reto y alcanzar las metas de crecimiento, empleo, desarrollo y bienestar que todos los argentinos desean", concluyó el Ministerio de Exteriores en su comunicado.

En tanto, el ministro de Economía de Brasil, Eduardo Guardia, respaldó la apertura de una línea de crédito y minimizó posibles coletazos en su país por el fortalecimiento del dólar en el mundo. "No veo razones para no apoyar" un eventual acuerdo, dijo Guardia a la prensa brasileña, al comentar que aún no habló con el representante de su país en el FMI.

El ministro dijo que Brasil enfrenta una situación "confortable" frente al escenario externo generado por la devaluación de las monedas en los países emergentes, con la expectativa del cambio de tasa de interés en los Estados Unidos. "Nuestra situación externa es extremadamente confortable, con un déficit corriente pequeño que es financiado por la inversión extranjera directa. Tenemos reservas elevadas de u$s 373.000 millones. No veo impacto", dijo el ministro de Temer.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico