Dos jueces vuelven a dejar en prisión al presunto asesino de "El Rubio" Martínez

El imputado José Carrizo gozó solo de 24 horas de arresto domiciliario debido a que ayer en la audiencia de revisión le revocaron la medida. El tribunal integrado por las juezas Daniela Arcuri y Mariel Suárez tomó una decisión dividida. Entonces una tercera magistrada, Raquel Tassello, falló contra el acusado y este volvió a prisión.

En la audiencia del jueves en donde el imputado José Ramón Carrizo (52) fue beneficiado con el arresto domiciliario, la funcionaria fiscal Eve Ponce había pedido la revisión de la medida porque no estaba de acuerdo con la decisión del juez natural de la causa, Martín Cosmaro.
En ese contexto, se desarrolló ayer el acto judicial en torno al homicidio de Jorge Andrés Martínez (31), quien en la tarde del 16 de mayo fue ultimado de una puñalada en el pecho durante una pelea en la costanera céntrica. A partir de las pruebas recolectadas por el Ministerio Público Fiscal fue imputado Carrizo.
El tribunal de revisión estuvo integrado por las juezas Daniela Arcuri y Mariel Suárez. En primer lugar la representante fiscal solicitó que se revocara la decisión del juez natural de la causa que otorgó el jueves arresto domiciliario al presunto autor.
Argumentó que el juez en su resolución sostuvo que los peligros procesales de fuga y entorpecimiento se encuentran latentes y dictó la prohibición de comunicación con testigos presenciales del crimen. Ponce sostuvo que el peligro de entorpecimiento no se encuentra debidamente fundado a los fines de aminorar el riesgo latente.
Recordó que hay un testigo de la causa que recibió llamadas y mensajes del imputado y su hijo. A su entender "no corresponde morigerar la prisión preventiva que viene cumpliendo el imputado ya que el peligro de entorpecimiento se encuentra latente”, explicó.
Para la funcionaria no resulta suficiente la prohibición de toda comunicación con los testigos, por lo que requirió que se revocara el arresto domiciliario de Carrizo y se dictara nuevamente su prisión preventiva.

TASSELLO DESEMPATO
La defensora pública Cristina Sadino, en cambio, refutó que la resolución del juez natural de la causa al dictar el arresto domiciliario de su asistido "fue ajustada a derecho, priorizando el principio de inocencia en el proceso". Admitió en su resolución que pudo haber una agresión ilegítima y una falta de provocación.
Describió además su tesis defensiva -de homicidio cometido en legítima defensa o con exceso en la legítima defensa- como viable. Por ello, "se debe mantener la decisión tal como la dispuso el juez natural, es decir, el arresto domiciliario con prohibición de contacto con testigos a Carrizo".
Apuntó que un testigo –menor de edad que declaró en Cámara Gesell– refiere que la víctima inició la pelea y que su cliente no le quería seguir la corriente. El tribunal en su resolución tomó una decisión dividida, dándose entonces intervención a un tercer juez, Raquel Tassello, quien resolvió en consonancia con Suárez.
Entonces, el tribunal de revisión compuesto por Tassello y Suárez resolvió por mayoría revocar el arresto domiciliario y decretó la prisión preventiva por un mes para Carrizo. Arcuri, en tanto, había votado en disidencia, o sea, mantener el arresto domiciliario con prohibición de contacto.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico