Ecuador se destapó en el final

Derrotó 2-0 a Paraguay, como local, con goles de Torres a los 43m. y Estrada 49m.

Ecuador festejó en su casa un agónico triunfo sobre Paraguay, por la 9ª fecha de las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial de Qatar 2022.

El equipo dirigido por el argentino Gustavo Alfaro ganó 2-0, en el Estadio Casa Blanca de Quito, y ahora suma 12 puntos, mientras que Paraguay se estancó en 7.

Las emociones se registraron cuando moría el encuentro. Al primer gol lo marcó Félix Torres, a los 43 minutos del complemento. El segundo fue de Michael Estrada, a los 48m.

El cruce de entrenadores argentinos entregó emoción y vértigo. De un lado, Gustavo Alfaro apostó por la disciplina táctica y el orden defensivo. Y del otro, Eduardo Berizzo se inclinó por el equilibrio con Angel Romero como fuente principal de ataque, pero sin la presencia de su hermano Oscar entre los titulares.

El espectáculo comenzó accidentado por la lesión que sufrió Alberto Espínola. En menos de cinco minutos, el “Toto” debió agotar una variante para reemplazar al defensor lastimado por Robert Rojas.

Un tiro libre ejecutado por el ex delantero de San Lorenzo representó la acción más peligrosa de la “Albirroja”, aunque la sólida respuesta de Hernán Galíndez llevó tranquilidad en el público local.

En cambio, el dueño de casa buscó lastimar la valla defendida por Antony Silva a través de las diagonales veloces que implementó Pervis Estupiñán. Cada uno con sus argumentos (y sus limitaciones) desearon llegar a la red.

Antes del descanso, Angel Mena y Byron Castillo también coquetearon con el gol, pero por falta de precisión en sus remates finales la primera etapa se terminó en silencio.

En el complemento, Ecuador mostró una faceta más ofensiva con los ingresos de Gonzalo Plata, Washington Corozo y José Cifuentes. El segundo episodio del pobre espectáculo se disputó mayormente en territorio visitante, pero a la “Tri” le costó abrir el cerrojo de la última línea “albirroja”. Además, los esporádicos intentos de larga distancia de Romero y Amarilla no representaban ningún riesgo para Galíndez.

En los 2.850 metros de altura de Quito, Paraguay quiso aferrarse al punto apelando al sacrificio y la pierna fuerte.

Sin embargo, sobre el final se estableció la justicia en el marcador. Después de tanto ir, el conjunto de Alfaro tuvo su premio por la ambición. Un centro de Estupiñán para la llegada de Félix Torres fue la fórmula para quebrar la solidez paraguaya y concretar una victoria fundamental, que sirvió para mantener las esperanzas de acceder a la próxima Copa del Mundo.

El ingreso de Michael Estrada también fue determinante para confirmar la superioridad local, dado que el reemplazante de Enner Valencia cerró la jornada con una extraordinaria maniobra individual que derivó en el 2 a 0.

En la próxima fecha, este domingo, Ecuador recibirá a Chile y Paraguay será anfitrión de Colombia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico