El alma partida: murió Palo Pandolfo

El cantautor falleció este jueves a los 56 años mientras caminaba por una calle del barrio porteño de Caballito. Dejó un gran legado musical y compañeros de ruta artística en Comodoro Rivadavia y la región.

Este jueves por la tarde murió el músico Palo Pandolfo. Según informó personal de la Comisaría Vecinal 6A de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, se observó caer a una persona inconsciente sobre la avenida Díaz Vélez al 5200, en el barrio de Caballito.

Inmediatamente se solicitó una ambulancia del SAME que constató el fallecimiento. En el lugar se hizo presente el sobrino, que explicó que se trataba de su tío Palo Pandolfo, cantante, compositor, poeta y guitarrista del rock argentino.

El fundador de bandas como “Don Cornelio y la Zona” y “Los Visitantes” dejó un gran legado musical, y grandes amigos y compañeros de ruta artística en Comodoro Rivadavia y la región.

Compartió escenarios con “113 Vicios”, y con Titín Naves y Alakrán Márquez en sus etapas solistas, y poetas de la región como en el año 2018 cuando junto a Cristian Aliaga, Andrés Cursaro, Titín y Alakrán, con la participación especial de Carlos Omar “Oso” Bareilles, formó parte del espectáculo “La poesía eléctrica”, que se presentó en el auditorio municipal en el marco de la Feria del Libro.

Por estos días estaba registrando un nuevo disco del que el pasado 9 de julio había estrenado “Tu amor”, junto a Santiago Motorizado, como segundo adelanto. El primero había sido el tema “El alma partida”, en diciembre del año pasado.

También preparaba un libro -junto a Andrés Cursaro- que recogería una selección de letras de sus canciones y la “historia atrás” de cada una de ellas.

COMODORO ESTA CERCA

Roberto Andrés “Palo” Pandolfo nació el 22 de noviembre de 1964. Mientras cursaba el colegio secundario formó la banda “Sempiterno” aunque su voz se extendería de la mano de “Don Cornelio y la Zona”, grupo con el que grabó dos discos de estudio y uno en vivo, e inmortalizó temas como “Ella vendrá” y “Tazas de té chino”, entre otros.

Luego llegaría “Los Visitantes” con cuatro discos de estudio, uno en vivo y una recopilación despedida.

La banda expandió el universo sonoro, partiendo del pospunk que caracterizó a “Don Cornelio” para enlazar en músicas que podían ir del pop a lo acústico, las músicas latinoamericanas y hasta algún rasgo de tango. Canciones como “Estaré”, “Tanta trampa”, “Sangre”, “Playas oscuras” o “El ente” así lo manifiestan.

Con esta agrupación se presentó en dos ocasiones en Comodoro Rivadavia, en una oportunidad con “113 Vicios”.

En 1999 inició su carrera solista. Y su segunda presentación “en soledad” fue en diciembre de ese año en el Cine Teatro Español de Comodoro, noche en la que volvió a compartir escenario con “113 Vicios”.

En 2001 publicaría “A través de los sueños” y luego cuatro discos más con los que desarrolló una nueva etapa cada vez más libre en sus elecciones estilísticas, en los últimos tiempos respaldado por su banda “La Hermandad”. Los últimos lanzamientos fueron los volúmenes de “El vuelo del dragón”, registros en vivo en los que combinó canciones solistas con algunas de sus antiguas bandas.

También produjo varios trabajos de bandas y artistas emergentes de Argentina, entre ellos el primer disco de Titín Naves: “Círculos”.

Palo le dio también especial protagonismo a su accionar poético: fue uno de los impulsores del grupo “Los Verbonautas” –que en sus comienzos también incluyó a Gabo Ferro-. Parte su producción literaria quedó registrada en el libro “La estrella primera”, publicado en 2014.

La noticia de su fallecimiento generó gran dolor en la escena musical argentina, que lo recordará siempre por su compromiso artístico, generosidad y capacidad de trabajo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico