El Concejo busca soluciones al conflicto entre los taxistas

Desde el propio Poder Legislativo municipal, el concejal Tomás Buffa reconoció falencias en la ordenanza que establece que los taxistas de la zona norte del ejido de Comodoro Rivadavia no puedan levantar pasajeros en la zona sur y viceversa.

Comodoro vive un conflicto entre los taxistas de la zona sur y norte. Los primeros denunciaron que sus pares de la parte norte quieren “sacarle el trabajo” y “coparle las paradas” frente a una baja en la actividad. Mientras, los choferes del cartel verde –es decir los del ejido norte- manifestaron que lo único que piden es que al trasladar a algún pasajero desde la zona norte al centro o a la zona sur puedan levantar a otro en su regreso para justificar los gastos del viaje.

Esta lucha generó que los taxistas del cartel amarrillo –ejido centro-sur- se movilizaran el martes por el Centro y pidieran una reunión con las autoridades municipales. En tanto, los taxistas verdes aseguraron que la próxima semana se acercarán al Concejo Deliberante para expresar su posición.

En diálogo con El Patagónico, el edil Tomás Buffa (Juntos por el Cambio) manifestó que se comenzó a trabajar con ambos sectores para solucionar la problemática y reconoció falencias en la ordenanza.

“He tenido diálogo con los taxistas de la zona norte y sur. Ambos me presentaron quejas sobre la normativa que salió vigente con la ciudad. Siendo responsable desde el rol que me toca ocupar, esa ordenanza, que salió sesionada, tiene bastantes falencias que hay que corregirlas porque va a traer consecuencias para ambos sectores”, admitió.

“Se está discutiendo en el seno del Concejo cuál sería la salida acorde para que esto no suceda mayores inconvenientes. Hemos tenido un intercambio con el Ejecutivo, pero esto es potestad del Legislativo. El Concejo Deliberante será el encargado de modificar la ordenanza vigente y que el Ejecutivo decidirá si lo veta o no”, afirmó.

Buffa destacó que las modificaciones se están evaluando para no dilatar más la situación. “Se está tratando, debatiendo y trabajando sobre un problema que dividió a la ciudad y que las notas cruzadas de los taxistas de zona norte y sur han ingresado al cuerpo del recinto, manifiestan cierta dificultad sobre cómo se está llevando a cabo el servicio. Tenemos que encontrar una solución. Es un servicio público que regula las normativas del municipio y lo tenemos que hacer”, subrayó.

Además, el edil dejó en claro que no aceptarán trabajar bajo ningún nivel de presión guiados por intereses personales. “No estoy de acuerdo para nada que el ámbito de debate o el ámbito de discusión sea un grupo de presión y no sea en base de una charla que debemos dar en el Concejo. Nunca le cerramos las puertas para debatir a nadie y podemos discutirlo de la manera que sea con un ejercicio democrático y no con una presión de creer que el servicio debe regularse en base a beneficio personal”, advirtió Buffa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico