El Concejo rechaza aprobar como "cheque en blanco" el endeudamiento municipal

El secretario municipal de Hacienda, Germán Issa Pfister, se llevó ayer del Concejo Deliberante una serie de objeciones por parte de los concejales sobre el pedido de autorización de endeudamiento de 1.000 millones de pesos. Desde la oposición, la bancada de la UCR advirtió: "así como está, no sale, al menos con nuestro voto". Ricardo Gaitán, de Chubut Somos Todos, también objetó algunas particularidades del proyecto de endeudamiento, que será trabajado y modificado en el propio Cuerpo Legislativo. El principal planteo es que se aclare en el proyecto que el dinero no será utilizado para el pago de deudas sino para la realización de obras públicas.

El secretario de Hacienda, Germán Issa Pfister, y el Asesor Letrado Municipal, Miguel Criado Arrieta, explicaron y defendieron ayer, en el Concejo Deliberante de Comodoro Rivadavia, los alcances del pedido de autorización de endeudamiento de hasta 1.000 millones de pesos.

La exposición fue en la comisión de Asuntos Constitucionales, que preside el radical José Gaspar, donde los funcionarios se fueron con más objeciones y pedidos de cambio del proyecto que señales de aprobación de esta iniciativa, que el intendente Carlos Linares definió como “clave” para la realización de obra pública para esta ciudad.

UN CHEQUE EN BLANCO

El concejal José Gaspar reiteró a El Patagónico que “así como está” el pedido de autorización de endeudamiento “es imposible de aprobar. Nosotros, al menos, no lo haremos porque no es otra cosa que un cheque en blanco, que no se lo daremos a nadie”, remarcó.

El legislador insistió en que, de acuerdo al texto, la autorización de endeudamiento “no solo es para obras, que tampoco están detalladas. También se podría utilizar para pagar deudas y se pone como garantía, además de regalías, rentas generales. Un disparate”.

El concejal de Chubut Somos Todos, Ricardo Gaitán, no fue tan categórico como Gaspar pero sí fue absolutamente crítico con el proyecto que adelantó “será modificado en el propio Concejo” ya que, coincidió con su par radical, “así como está no sale”.

El exsecretario de Gobierno municipal compartió también algunas objeciones del radicalismo y agregó otras, como la necesidad de conocer los plazos a los que se buscaría el endeudamiento, y la necesidad de poner a resguardo los fondos municipales.

Asimismo, Gaitán indicó: “personalmente quiero conocer el detalle ajustado de obras porque no voy a poner a acompañar que estos fondos se usen para hacer plazas o cuestiones que son importantes pero que son menores. Quiero conocer cuáles son esas obras de envergadura, que se van a hacer con estos fondos”, completó.

Uno de los representantes del bloque justicialista en la comisión, Guillermo Almirón, se excusó de hacer declaraciones ya que, indicó, primero era necesario debatir el tema en la bancada que preside desde este período legislativo.

El intendente Carlos Linares aseguró ayer, en el acto de acuerdo paritario con el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM): “la adquisición del bono de endeudamiento para la reconstrucción de la ciudad, no perjudicará las arcas municipales ni el orden económico que tiene el municipio”.

“La adquisición del bono es únicamente para reconstruir la ciudad con la puesta en marcha de un ambicioso plan de obra pública. No es para pagar deudas, sino para invertir en aquellos barrios que requieren una fuerte inversión”, explicó.

En ese sentido, Linares dijo: “tenemos la capacidad y somos responsables de solicitarlo. Es un orgullo que los comodorenses y este municipio pueda tomar este tipo de endeudamiento para obras prioritarias para los barrios de la ciudad”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico