El contralmirante Vernazza asegura no sentirse presionado por la desaparición del submarino

Osvaldo Vernazza fue el tercer contralmirante que prestó declaración testimonial en el Juzgado Federal de Caleta Olivia en la causa por la que se investiga la desaparición del submarino ARA San Juan, ocurrida hace poco más de cuatro meses. Lo hizo ayer ante la jueza Marta Yáñez y tres abogados querellantes que representan a las familias de los 44 tripulantes que ya fueron dados como fallecidos. Dijo que no se sentía presionado profesionalmente por esta tragedia, aunque sentía un profundo dolor por lo sucedido.

Caleta Olivia (agencia)

Al igual que la totalidad de los restantes suboficiales y oficiales del arma que fueron prestando sucesivos testimonios, el contralmirante Osvaldo Andrés Vernazza no se presentó con el uniforme de la fuerza y, en sintonía con otros dos camaradas que tienen su mismo rango, los auditores Guillermo Lezana y Eduardo Pérez Bachi, deslindó tener responsabilidad alguna en la tragedia e incluso dijo no sentirse presionado por ello, al margen de la consternación que la causó la muerte de los 44 tripulantes.

Lo citaron por haber sido el director del área Comunicaciones e Informática, pero hace pocos días dejó de prestar esa función, aunque ello no significa que lo hubieran pasado a cuarteles de invierno ya que en pocos días más asumirá como el nuevo jefe del Comando de Adiestramiento y Alistamiento con base en Puerto Belgrano.

Ocupará el cargo que tenía el contralmirante Luis López Mazzeo quien, al igual que el capitán de navío Claudio Villamide, jefe de la flota de submarinos, fue separado por el otrora jefe de la Armada, Marcelo Srur, en medio de una feroz interna que a su vez motivó que el mismo fuera desplazado por el ministro de Defensa, Oscar Aguad.

Vernazza ingresó a la sala de audiencias del juzgado federal caletense alrededor de las 9 y se retiró minutos antes de las 16, sin compañía alguna, aunque la Prefectura Naval le aportó cinco hombres de custodia.

Además de la juez Marta Yáñez, se hallaban presentes tres secretarios del juzgado, el fiscal Lucas Colla y, en principio, dos de los abogados querellantes que representan indistintamente a parte de las familias de los submarinistas desparecidos: Luis Tagliapietra y Lorena Arias. Poco más tarde arribó Valeria Carreras, en representación del estudio del mediático abogado Fernando Burlando.

MENSAJES ENCRIPTADOS

Al retirarse, Vernazza formuló breves declaraciones a la prensa, indicando que había tratado de ser lo más claro posible para que sus interlocutores pudieran interpretar documentación que envió la Armada, la cual desde hace varias semanas está a disposición de este juzgado.

Al ser consultado sobre el contenido de varios mensajes cifrados que se emitieron desde el submarino durante su última y trágica travesía, dijo que todo lo atinente a la faz criptográfica y a las claves que se utilizan para descifrarlos es algo que no dependía de su área, sino de otro sector operativo.

Sobre este punto, más tarde El Patagónico pudo saber que esos mensajes están en poder de la juez Yáñez, pero ella no sabe lo que dicen, por lo cual remitirá un nuevo oficio a la Armada requiriendo que se envíe personal especializado para “desencriptarlos”.

Por otra parte, aclaró que él no tuvo relación con los comunicados públicos que emitía el capitán de navío Enrique Balbi, ya que ello era responsabilidad del área de Relaciones Institucionales y Prensa. “Mi función fue la de proveer redes de comunicaciones entre los navíos y áreas administrativas”, señaló.

En esa misma línea, dijo desconocer las áreas marinas en las que venía operando el submarino, las cuales ahora se conocen con los nombres de Juliana, Alessia, Esperanza, Milagros y Alejandra, siendo aparentemente esta última la más cercana a las Islas Malvinas.

En consecuencia sostuvo que nada podía decir acerca de si el ARA San Juan estuvo realizando una tarea de espionaje en aguas cercanas al archipiélago.

Más adelante se excusó de formular comentarios acerca de la feroz interna que se desató en los altos mandos de la Armada inmediatamente después de la desaparición del navío.

SRUR, EL 12 DE ABRIL

El ciclo de declaraciones testimoniales continuará entre mañana y el viernes con la presentación de siete submarinistas que fueron tripulantes del ARA San Juan, en tanto que para los días 4 y 5 de abril fueron citados los ex comandantes del navío, Ernesto Blanco y Eduardo Yrigoyen.

Otra de las audiencias claves fue fijada para el 12 de abril con la presencia del ex jefe de la Armada, el almirante Marcelo Srur, pero es probable que un día antes lo haga el actual jefe de la Base Naval Mar del Plata, el capitán de navío Guillermo Attis, remplazante del contralmirante Gabriel González, quien pasó a situación de retiro.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico