El fiscal no cree que los atropellados hayan asaltado a Píparo

La Justicia tiene "prácticamente descartado" que los dos motociclistas atropellados la madrugada de Año Nuevo en La Plata por Juan Ignacio Buzali, marido de la diputada bonaerense Carolina Píparo, hayan participado del asalto al matrimonio, mientras que los abogados de los jóvenes embestidos pidieron la detención del hombre al considerar que intentó cometer un doble homicidio.

Fuentes judiciales informaron este lunes a Télam que "no hay absolutamente ningún indicio" que relacione al motociclista Luis Levalle (23) y a su acompañante, de 17 años, con el robo denunciado por Píparo y Buzali, al tiempo que confirmaron que la fiscal platense a cargo de la causa, María Eugenia Di Lorenzo, cuenta con un video en el que se ve a los posibles autores del asalto, quienes aún no fueron identificados.

Por su parte, la diputada bonaerense aseguró en las últimas horas a través de una carta que difundió por las redes sociales que tanto ella como su esposo se encuentran "a disposición de la Justicia" y que será esa instancia la que determine lo que sucedió con el robo y con el hecho posterior, al que definió como un "accidente".

Más temprano, los abogados de los dos motociclistas atropellados solicitaron al Juzgado de Garantías 5 de La Plata, a cargo de Marcela Garmendia, que ordene la detención de Buzali al sostener que existen "peligros procesales".

"Atento al comportamiento desplegado por Juan Ignacio Buzali en el acontecer de los hechos, quedó demostrado su desprecio total por el derecho, poniéndose en fuga luego de atropellar a las víctimas, esto constituye un peligro cierto de fuga", señaló el letrado Martín De Vargas, quien representanta a Levalle, en su escrito, al que tuvo acceso Télam.

El letrado añadió que "la existencia de funcionarios públicos asistiéndolos" tras el hecho demuestra que "existe entorpecimiento en la investigación, ya que han utilizado influencias para evitar ser detenidos y también evitar el control de alcoholemia".

De Vargas hizo referencia así a dos situaciones que consideró irregulares: que el secretario de Seguridad municipal acudiera inmediatamente al lugar tras el hecho y que el esposo de Píparo no fuera sometido al test de alcoholemia de manera inmediata.

"Dada la existencia de esos peligros procesales, para asegurar la finalidad del proceso penal", De Vargas solicitó al juzgado "que pida la detención de Buzali" y, al mismo tiempo, que se aparte a la magistrada Garmendia, ya que es madre de Juan Manuel Martínez Garmendia, quien integra el Gabinete municipal de Julio Garro, al igual que Píparo y el secretario de Seguridad Darío Ganduglia.

Ahora la magistrada deberá responder si se aparta o no del caso.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico