El FpV no dio quórum y se suspendió la sesión del Concejo de Caleta Olivia

A pesar de que el personal administrativo del Concejo Deliberante de Caleta Olivia había levantado la medida de fuerza impuesta por demoras en el pago de salarios, la sesión ordinaria de ayer tuvo que ser suspendida porque los dos ediles del Frente para la Victoria, Pablo Calicate y Elizabeth Jara, no dieron quórum.

Caleta Olivia (agencia)

Vale recordar que el cuerpo solo quedó conformado por cinco concejales ya que el díscolo Rubén Martínez está suspendido y sigue preso en un calabozo de comisaria y solo concurrieron los restantes dos de Cambiemos: Javier Aybar y Liliana Andrade.

Para el presidente del cuerpo legislativo, Aybar, “los ediles del FPV no se presentaron porque no quieren que el Tribunal de Cuentas de la Provincia audite la gestión del exintendente Fernando Cotillo”.

“Es un encubrimiento increíble porque se iban a elevar al Tribunal de Cuentas todas las rendiciones de ese periodo, donde se perdieron algunas cajas; donde hay faltante de documentación y era importante para que no queden dudas sobre la gestión del exintendente, que ahora parece más dudosa todavía”, afirmó.

Sostuvo además que “no debemos olvidar que esto viene de un largo arrastre, de pujas de poder del propio FPV, de cajones tirados en la vereda del Concejo Deliberante irresponsablemente, pero el Tribunal de Cuentas ha querido culpar a esta gestión, a este presidente del cuerpo deliberativo, de cuestiones que se vienen dando de 2009 hasta la fecha”.

“En virtud de todo lo que se dijo, queda a las claras que no es el presidente del cuerpo; no es este partido vecinal, ni la gestión municipal, los que no quieren que se auditen esas cuentas. Es el propio Frente Para la Victoria el que no quiere que se auditen sus propias cuentas” aseguró el edil.

“ESTABAN EN SUS

DESPACHOS”

“Se ve que los concejales del FPV recibieron algún llamado desde Río Gallegos ordenándoles y prohibiendo que se presentaran para dar quórum, aunque estaban en sus despachos haciendo declaraciones a medios de medios de comunicación”, ironizó.

Por ello consideró que “deberían ser más responsables, deberían dar el tratamiento como corresponde y si el exintendente no tiene nada que ocultar, que les pida públicamente que se sienten en la próxima sesión para que se pueda dar el debate pertinente ante una cuestión tan sensible como son las rendiciones correspondiente a los ejercicios fiscales de su gestión”.

Dijo además que lamentaba “esta actitud bochornosa por parte de los ediles, pero se ve que para ellos es más importante estar en un acto del precandidato a presidente con viáticos de por medio (por Alberto Fernández), que darle respuesta a la sociedad de Caleta Olivia”.

“Pero son cosas de las que los caletenses ya estamos asqueados; por eso acá no van a gobernar más y esperemos que a partir del 11 de agosto tampoco gobiernen más la provincia de Santa Cruz porque es inconmensurable el daño que le hicieron”, sentenció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico