El jefe de la Unidad Regional cumplió 30 años de servicio

El comisario general Ricardo Lienan fue agasajado este viernes con un sorpresivo festejo por parte de sus familiares e integrantes de la Policía de Comodoro Rivadavia. Con los 30 años de servicio quedó a un pasó del retiro laboral. Destacó el "compañerismo del personal que conocí en cada destino que estuve".

El actual jefe de la Unidad Regional Comodoro Rivadavia, Ricardo Lienan, cumplió los 30 años de servicio dentro de la Policía del Chubut, y tuvo su anticipado agasajo y reconocimiento por parte de sus familiares y miembros de la fuerza en un salón del barrio Mosconi.

El jefe policial no sabía que lo esperaba un sorpresivo almuerzo donde los esperaban su esposa Mabel, sus hijos Mauricio, Denisse y Belén, y su nieto Agustín; y los distintos miembros de la fuerza en la ciudad. Lienan agradeció ante El Patagónico a “todas las personas que colaboraron con la organización de esta linda fiesta”.

El comisario oriundo de la localidad de El Maitén, inició la carrera a principios de los años 90, luego de estudiar dos años en la Escuela de Cadetes, en Rawson. Su primer destino como oficial de policía fue la Seccional Primera de Esquel, después pasó por las localidades del interior de la provincia como San Martín, Gualjaina y Trevelin.

Su primeras destinos en Comodoro fueron las seccionales Tercera y Sexta. Luego, cumplió funciones en el área de Logística y Asuntos Internos de la Unidad Regional de Esquel y fue director de la Escuela de Personal Subalterno de esa misma ciudad. Fue jefe de área de la Policía Comunitaria y en Políticas Penitenciarias, en Rawson. Los últimos cinco años tuvo a cargo las jefaturas de las comisarías Tercera, Séptima y Primera de Comodoro Rivadavia, y dos gestiones al frente de la Unidad Regional, donde sigue siendo actual jefe.

“Uno cuando salió de la Escuela de Cadetes hace 30 años atrás, en lo único que pensaba en aquella oportunidad era cumplir bien sus funciones y servir a la sociedad. Uno lo que prendía llegar al día de mañana durante la carrera era ser jefe de comisaría y llegar a la jerarquía de comisario”, analizó Lienan.

Hoy con la carrera cumplida, el jefe policial subrayó que “estoy disfrutando de mi familia, de mis nietos y mis hijos, con 30 años de servicio y la máxima jerarquía que se puede llegar a las filas policiales, que es comisario general. Por eso, estoy más que agradecido a la institución por haberme acogido y formar las filas que me enorgullecen conducir, más acá en la Unidad Regional tan importante como Comodoro Rivadavia”.

Emocionado por la etapa que se avecina, el comisario destacó que con los “compañeros y jefes de policías tenemos una relación más que laboral, de compañerismo y de trabajo por el bien de la sociedad, que uno se brinda a ello. Esto no termina acá, vamos a seguir trabajando hasta el último día en que me digan desde la Jefatura que me tengo que retirar”.

Lienan adelantó que “me retiraré y disfrutaré del resto de mi vida con mi familia, mis viejos que tienen que ver mucho en esto.” Cuando llegue el día de su retiro, regresará a Esquel para “estar cerca de mis viejos, y tengo un nieto que va a ser in lindo momento para disfrutar de él y toda la familia”.

El titular de la Unidad Regional concluyó que “tuve la oportunidad de conocer en los lugares que he trabajado, a personas que hasta el día de hoy puedo decir que tengo ese agrado de poder compartir con ellos”, y valoró el “compañerismo del personal en cada destino que estuve, para que uno pueda llegar a hoy con lo que soy y lo que llegué para retirarme de la fuerza”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico