El menor implicado en las "entraderas" del Pueyrredón no fue imputado y lo liberaron

El adolescente con las iniciales D.A.R. –miembro de una banda delictiva– fue detenido por orden judicial por su participación en dos graves robos domiciliarios. En la audiencia de ayer no le formalizaron los delitos por "escasas" pruebas, según planteó la propia Fiscalía. De esa forma, quedó en libertad y bajo la responsabilidad de su madre.

Las autoridades policiales mostraron su desacuerdo con la decisión de la justicia de no imputar al menor involucrado en las dos causas de robo agravado ocurridas en las últimas semanas y en el que las víctimas quedaron más que atemorizadas. Por ello, el menor tampoco puede ser sometido a una audiencia de reconocimiento de personas.
El acto estuvo presidido la juez penal Gladys Olavarría, quien el sábado autorizó la orden de detención solicitada por la funcionaria fiscal de guardia, Silvia Chaura. En su informe, la representante judicial argumentó sobre las pruebas que vinculaban a D.A.R. (16) con los dos asaltos registrados el 18 y 21 de este mes en el barrio Pueyrredón.
En el primero, ocurrido en la calle Gobernador Galina al 500, una empleada de 67 años regaba las plantas en el patio de la vivienda cuando fue reducida por dos ladrones que estaban armados con una pistola y un cuchillo. La mujer fue encerrada en el baño y le llevaron una consola de videojuegos, una notebook, $2000, una cámara fotográfica y joyas.
El segundo atraco lo cometieron tres delincuentes que patearon la puerta de una casa de la avenida Chile al 500 y amenazaron a la pareja que alquila el inmueble y que se hallaba durmiendo. Se llevaron teléfonos celulares, tarjetas de crédito y de débito.
La causa ayer fue asignada a la funcionaria Patricia Rivas, quien depende del fiscal Adrián Cabral. Esta no presentó la formalización de la investigación, pero sí requirió que se declare legal su detención. Resaltó que aún los elementos para poder formalizar la investigación “son escasos, debido a que en los allanamientos no se secuestraron elementos de interés", precisaron las fuentes judiciales.
La representante fiscal además explicó que la rueda de reconocimiento de personas no se puede realizar aún por la vulnerabilidad de las víctimas, quienes quedaron "muy asustadas por lo vivido".
Por su parte la defensora asignada al menor no cuestionó la legalidad de la detención debido a que fue ordenada por un juez competente. La asesora de menores, en tanto, requirió su inmediata libertad a cargo de su madre, quien estuvo presente en la sala.
De esa forma, la magistrada resolvió la legalidad de la detención del menor D.A.R. y entendió que no corresponde continuar con la privación de la libertad del mismo. Así, el adolescente fue dejado en libertad, bajo la responsabilidad de su madre.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico