"El partido que le ganamos a Boca marcó el camino"

En una entrevista con el Sitio Oficial de River, Julián Alvarez contó cómo vivió la obtención de la Liga Profesional, que lo tuvo como goleador y una de las principales figuras.

Quería que la noche mágica del Monumental no se terminara nunca, porque estaba disfrutando el campeonato con sus seres queridos, orgulloso de dar la vuelta olímpica, emocionado por el grito de campeón de toda la gente, por colgarse la medalla en el pecho al lado del escudo de River, el cual lleva en la camiseta y muy profundo en su corazón.

Estaba emocionado y feliz, disfrutando de este presente a los 21 años. En pleno festejo se puso la máscara del Hombre Araña; después, se colocó la corbata que homenajeaba a Angelito Labruna. Y no se sacó por nada la camiseta número 9 que usó en el partido. La quería para inmortalizar ese momento.

En plena euforia, soltó sus primeras sensaciones: "Realmente estoy viviendo algo que no voy a olvidar. Salir campeón con River, poder festejar con mis seres queridos y ver cómo el hincha disfruta de este título es mucho más de lo que soñé".

- Es un campeonato especial porque les tocó vivir momentos complicados.

Sí, tuvimos muchos lesionados a lo largo del torneo y también jugamos muchos partidos sin varios jugadores, porque estábamos en nuestras selecciones. Pero este grupo demostró que sabe resolver y superar cualquier tipo de dificultades. Todos respondimos a la exigencia y nos llevamos el título merecidamente.

- ¿Por qué fueron campeones?

Porque jugamos un gran fútbol durante todo el torneo, ganamos una cantidad de partidos seguidos con jerarquía y mentalidad ganadora, sobre todo en los más importantes. Siempre destacando el nivel colectivo por encima de las individualidades. Campeón fue el equipo.

- ¿Cuáles fueron esos encuentros clave?

Creo que el que le ganamos a Boca marcó el camino. Por lo que significa el rival y ganar un Superclásico. Jugamos un gran partido, fuimos muy superiores, no solo desde lo técnico, sino en el funcionamiento. Tuvimos una mentalidad ganadora y una idea de juego, que se fue superando partido tras partido. Ese fue el quiebre para empezar a ganar el campeonato. Nos dio una gran confianza. Y contra Talleres de Córdoba, porque veníamos los dos peleando arriba y en ese triunfo empezamos a marcar la diferencia de puntos. A partir de ahí, ganamos los partidos con autoridad.

- Destacaste que fue determinante la unión del grupo.

Empezamos a ganar el campeonato en los entrenamientos. Dando todo en el día a día, aprovechando cada minuto para mejorar. Y en esto fueron y son fundamentales los referentes. Desde el primer día nos ayudaron y enseñaron lo que teníamos que hacer, no solo como futbolistas, sino también como seres humanos. Principalmente a los más chicos, que venimos de las Inferiores. Ponzio, Enzo Pérez, Maidana, Armani y Pinola absorben toda la presión y te marcan el camino. Nosotros escuchamos, aprendemos y crecemos. Eso se ve reflejado dentro y fuera de la cancha. Sabemos lo que es ser un profesional.

- ¿Gallardo tiene el rol fundamental?

Sabe todo y siempre te sorprende. Tiene una solución para cada cosa. Hace tres años que estoy con él, desde que me subió a Primera. Me formó como jugador, sacó lo mejor de mí y me ayudó a crecer también como persona, que es fundamental en la vida. Te exige a dar cada día más, a ser competitivo y a tener una mentalidad ganadora.

- ¿Te das cuenta por el momento que estás pasando?

Creo que estoy pasando por un buen momento futbolístico. Siempre mantengo la calma, no siento ningún tipo de presión y eso me ayuda a enfocarme en lo que debo hacer.

- Pero sos el goleador del torneo y tuviste actuaciones que marcaron la diferencia.

Todo eso se lo debo al rendimiento del equipo y a lo que hacen mis compañeros dentro de la cancha. Los goles llegan porque ellos me facilitan todo el trabajo para que pueda convertir. En todos los campeonatos que jugué, traté de dar siempre lo mejor. Quizás este sea distinto, porque tuve continuidad y eso mejoró mi rendimiento. Es lindo ser goleador y jugar bien, pero en River la figura es siempre el equipo, por los jugadores de jerarquía que tiene.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico