El sindicato de petroleros levanta el paro y garantiza la actividad

El Sindicato de Petroleros Privados de Río Negro, Neuquén y La Pampa suspendió temporalmente la medida de fuerza anunciada para mañana y pasado que amenazaba con paralizar el yacimiento de Vaca Muerta. La decisión se tomó luego de que el gremio fuera convocado este lunes por el Ministerio de Trabajo a una reunión, que se hará mañana a las 11.

El último viernes, el sindicato que dirige Marcelo Rucci había definido 48 horas de paro luego de que fracasaran las negociaciones salariales que llevaban adelante con la Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos (CEPH) y la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (Ceope).

La medida implicaba suspensión de la producción y hubiese paralizado completamente Vaca Muerta durante al menos dos días. Rucci había adelantado que la medida de fuerza podría extenderse si no obtenían las respuestas deseadas.

El reclamo es por un aumento salarial, pero también por la posible reversión de la cuarta categoría del impuesto a las ganancias en caso de que el paquete fiscal sea validado en Diputados.

Los petroleros rechazaron la semana pasada la restitución de la cuarta categoría del impuesto a las ganancias, al tiempo que vienen pidiendo que se regularice la situación de los trabajadores de la industria con sueldos por debajo de la canasta básica. Para Rucci, “el impuesto a las ganancias es meter la mano en el pla Días atrás, el dirigente gremial indicó: “Hace años nosotros teníamos el compensatorio para los compañeros que no generan horas extras, pero nunca lo pagaron. Entonces dijimos ‘vamos a regular esto, vamos a poner la letra clara, blanco sobre negro’. El trabajador tiene que cobrar tanta guita como mínimo para no caer por debajo de la línea de la pobreza”.

Y advirtió: “Propusimos buscar soluciones, para que no hubiese interpretaciones y la gente cobre lo que tiene que cobrar. Todavía estamos dando vueltas para encontrar esa fórmula, que es tan sencilla. Pero no lo quieren pagar, no lo quisieron pagar. La misma industria llevó a la gente a esa situación. Nosotros nos presentamos en el Ministerio con todos los argumentos y documentación, recibos de sueldo. Siempre fuimos por el diálogo, pero si no hay solución en la mesa y tenemos que romper la mesa, nos van a escuchar de otra manera”.to de comida de los trabajadores”.

EN RECHAZO DE GANANCIAS

La posibilidad de que la Cámara de Diputados restituya próximamente el impuesto a las ganancias para la cuarta categoría con un mínimo no imponible de $1,8 millones para solteros y de $2,2 millones para casados con dos hijos encendió una alarma en gremios claves para la economía. La primera demostración de fuerza fue la amenaza de los gremios petroleros de paralizar el yacimiento de Vaca Muerta en reclamo de una mejora salarial, pero también de manera preventiva en caso de que se apruebe finalmente en el Congreso la iniciativa fiscal del oficialismo.

Desde un sector de la CGT y las dos vertientes de la CTA advirtieron que volverán a movilizarse en las calles cuando se trate en la Cámara de Diputados el paquete fiscal. Impulsa esta protesta el camionero Pablo Moyano y sus aliados de la Confederación del Transporte. También los gremios bancarios, aceiteros y judiciales, cuyos afiliados podrían estar alcanzados por tributo, lo que impactaría en sus salarios.

“Las empresas que funcionan en el polo agroexportador se van a ver afectadas si se restituye el impuesto a las ganancias porque eso va a generar mayor conflictividad”, advirtió Daniel Yofra, el jefe de la Federación de Trabajadores Aceiteros, con fuerte influencia en el polo agroexportador de Santa Fe. Yofra prevé un paro de actividades en caso de que se apruebe la reversión de Ganancias.

Lo mismo podría ocurrir en el sector portuario. La Federación Marítima Portuaria y de la Industria Naval de la República Argentina, que reúne a diez gremios del sector y es liderada por Juan Carlos Schmid, ratificó que se movilizarán al Congreso de la Nación cuando sea trate el paquete fiscal. “No metan la mano en nuestros bolsillos”, desafió Schmid ante la posibilidad de que se vuelva a tributar Ganancias.

Otro de los gremios que ya puso la guardia en alto ante la posibilidad de volver a tributar Ganancias es el bancario. Sergio Palazzo, su referente que es, además, diputado nacional de Unión por la Patria, expuso públicamente sus razones por las que considera que los senadores debían rechazar la reforma laboral y las restitución del impuesto a las ganancias. El salario básico de un bancario es hoy de $1.200.000.

Fuente: La Nación

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico