El viernes se conocerá si los dos acusados por el homicidio de Leiva serán juzgados

La audiencia preliminar contra los dos acusados por el homicidio de Walter Leiva se inició ayer y culminará el viernes. Ese día el juez natural resolverá si Aldo Camarda y Maximiliano Brizuela serán juzgados por el hecho que se les atribuye. La defensa pidió el sobreseimiento de este último, pero el magistrado decidió darle un tiempo a la Fiscalía para que aclare de qué manera colaboró con el crimen.

Una pena de 15 años de prisión efectiva para Aldo Ezequiel Camarda y de 13 años para Maximiliano Brizuela es lo que pretende el Ministerio Público Fiscal y así lo dejó asentado en la acusación pública que presentó el funcionario de Fiscalía, Cristian Olazábal, tras la culminación de la investigación preparatoria por el homicidio de Walter Leiva.
El acusador público calificó el hecho como homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en calidad de autor para Camarda y de partícipe primero para Brizuela, aunque para la defensora pública Viviana Barillari no existen elementos incriminatorios contra este último y por esa razón exigió su desvinculación de la causa, entendiendo que debe ser sobreseído. Además, pidió el cambio de calificación para Camarda y propuso que sea la de homicidio en agresión.
Hay que recordar que la agresión que le causó a Leiva la muerte tuvo lugar durante la madrugada del 28 de febrero, aunque su deceso se produjo el 2 de marzo en el Hospital Regional.

LA ACUSACION

La acusación fiscal sostiene que el 28 de febrero a las 7:30, en inmediaciones de las calles Adela Small, Los Ciruelos y Gansos Verdes, Camarda, Brizuela y otra persona que no fue identificada efectuaron disparos con armas de fuego desde el sector alto hacia la parte baja de la escalera, en dirección a la vivienda de Leiva, quien le pidió a su pareja que sacara a su hija menor por el peligro y para ello él se dirigió al patio a darle arranque al auto, aunque sin éxito.
En ese momento –siempre en base a la acusación de la Fiscalía-- fue que recibió dos disparos en su vivienda y Leiva efectuó dos hacia arriba, en dirección hacia donde se encontraban tirando Brizuela y la tercera persona no identificada, quienes disparaban armas de puño.
En ese instante Camarda se separó del grupo y ubicándose más próximo a un comercio que se encuentra en el lugar buscó una mejor posición para tirarle a Leiva, momento en el cual uno de sus disparos le dio en la cabeza.
En su acusación la Fiscalía afirmó que Camarda al ver caer a Leiva, comenzó a dar saltos de festejos diciendo “¡le di, le di! El herido fue trasladado al Hospital Regional donde falleció el 2 de marzo por paro cardiorespiratorio por orificio de arma de fuego en el cráneo.

TERCERA DECLARACION

Camarda, por su parte, declaró por tercera vez y en esta ocasión reconoció haber participado del tiroteo, aunque afirmó que Brizuela nunca estuvo en el lugar sino que él estaba con otras dos personas y dijo ser inocente, por lo que pidió la reconstrucción del hecho para demostrarlo.
Tras escuchar a las partes, el juez Mariano Nicosia sostuvo que el cambio de calificación no puede prosperar y luego de destacar el hecho de que por tercera vez declara Camarda en la causa, reconociéndose ahora en el lugar del hecho, sostuvo que "su declaración no tiene sustento probatorio y que no hay dato para desvincularlo".
En tanto, sobre Brizuela dijo que “no se extrae de la acusación ningún dato sobre cómo ayudó a Camarda a terminar con la vida de Leiva", razón por la cual dictó un cuarto intermedio hasta el viernes con el objeto de que se readecúe la descripción fáctica de la acusación en cuanto a Brizuela.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico