El "Xeneize" llega al Superclásico ante el "Millo" con más dudas que certezas

En la práctica de ayer, el DT Gustavo Alfaro probó un equipo con Carlos Tevez y Ramón Abila con la pechera de los titulares, y luego ingresaron Mauro Zárate y Jan Hurtado.

Boca, con dudas y en un clima de hermetismo por el equipo, enfrentará a River hoy por la revancha de una de las semifinales de la Copa Libertadores en un partido clave para el plantel, el cuerpo técnico y también para la dirigencia con vistas a las elecciones de diciembre.

En la práctica de ayer a la mañana, con todas las puertas de Casa Amarilla y el estadio cerradas, con los móviles periodísticos en la calle, ya que no pudieron estar en la sala de prensa, el DT Gustavo Alfaro probó un equipo con Carlos Tévez y Ramón Abila con la pechera de los titulares, y luego ingresaron Mauro Zárate y Jan Hurtado.

La otra novedad fue que el juvenil Agustín Almendra estuvo, como en la práctica del domingo, al lado de Iván Marcone como doble “5”, luego ingresó el italiano Danielle De Rossi, ya recuperado de su lesión en el isquiotibial derecho.

El entrenador paró en cancha a Esteban Andrada; Julio Buffarini, Lisandro López, Carlos Izquierdoz y Emmanuel Mas; Eduardo Salvio, Iván Marcone, Agustín Almendra (Danielle De Rossi) y Alexis Mac Allister; Carlos Tevez (Mauro Zárate) y Ramón Abila (Jan Hurtado).

El resto de los que ya están concentrados en el Hotel Madero son Marcos Díaz, Marcelo Weignadt, Paolo Goltz, Junior Alonso, Frank Fabra, Kevin Mac Allister, Jomar Campuzano, Emanuel Reynoso, Sebastián Villa y Franco Soldano.

¿Será el que paró ayer el equipo que pondrá el entrenador hoy? ¿Se la juega con Tevez que solo se entrenó dos de las últimas cinco prácticas? ¿Estará desde el inicio “Wanchope” Abila que viene de una fuerte sobrecarga en el sóleo derecho?

Dudas, misterio y silencio. Es el símbolo de este momento futbolístico de un técnico que sabe que en los últimos tiempos su equipo por lesiones y bajones individuales, no está jugando bien, que tiene enfrente el partido más importante de su carrera y que dependerá de su resultado: su futuro en el club.

“El fútbol argentino es tan finito que en dos partidos te estás jugando el año y yo lo sé. Si acá se criticó a (Carlos) Bianchi, qué nos queda a los demás”, declaró el DT “xeneize”, exponiendo la realidad de la presión que tiene para su destino deportivo el encuentro de hoy.

El plantel tampoco está eximido de esa presión: “a ver los jugadores si pueden oír. Con la camiseta de Boca ganar o morir”, fue el grito de La Bombonera ante Racing Club el último viernes, en la caída 1 a 0 por la décima fecha de la Superliga, porque todavía está en la memoria del hincha la caída en la final de Madrid también contra el rival de siempre.

La dirigencia, la última pata de esta mesa, tampoco está fuera de esta historia y tiene claro que una eliminación ante River puede ser el principio del final de su continuidad en el escrutinio de fin de año y, en el cual, las encuestas no serían positivas.

“El 22 lo vamos a dar vuelta”, dijo el presidente de la entidad Daniel Angelici a la masa societaria presente en la cena anual solidaria de la institución. Su “delfín” Cristian Gribaudo, que encabeza la lista oficial, junto a Juan Carlos Crespi, sabe que una la eliminación ante los dirigidos por Marcelo Gallardo, sería muy difícil de levantar en el ánimo de los hinchas y que ningún balance financiero a favor y un club sin problemas económicos, podría compensar una nueva eliminación en la Copa Libertadores y nuevamente ante River.

Boca jugará de local ante el “Millonario” esta noche desde las 21:30 por la revancha de una de las semifinales de la Copa Libertadores de América de fútbol, con el arbitraje del brasileño Wilton Sampaio y tras haber caído en la ida 2 a 0, en el estadio Monumental.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico