Elevan a juicio la causa "Calzoncillo Blanco"

Un hombre de nacionalidad dominicana, con pasaporte falso, realizaba la logística del traslado de la droga que efectuaba una pareja venezolana. La banda fue descubierta por la Brigada de Drogas Peligrosas. La jueza federal Eva Parcio de Seleme determinó elevar el caso a juicio.

La causa denominada “Calzoncillo Blanco” en la que procesaron a dos argentinos, tres venezolanos y un dominicano, fue elevada a juicio oral y público por la jueza federal Eva Parcio de Seleme.

La Brigada de Drogas Peligrosas de la Policía de Chubut, a cargo de los comisarios Julián Vilches y Andrés Ávila, desbarató en enero último a la banda que traía cocaína de máxima pureza desde Perú a Comodoro Rivadavia.

De acuerdo con la investigación, “las mulas” –un hombre y una mujer- de nacionalidad venezolana, pasaban por límites fronterizos a bordo de transporte terrestre con droga adherida a sus cuerpos en envoltorios adheridos alrededor de sus entrepiernas en forma de calzoncillos.

Los sospechosos fueron detenidos el domingo 20 de enero. Fueron interceptados como pasajeros de un micro de Andesmar en el ingreso norte de Comodoro Rivadavia. Tenían 7,4 kilos de cocaína envuelto en ravioles y adheridos a sus cuerpos. Esa cantidad de droga, de máxima pureza, cuesta en el mercado unos 8 millones de pesos.

Las “mulas” venezolanas habían pasado primero la frontera de Perú a Chile y luego la de Chile hacia Argentina. Y siempre con la droga en sus cuerpos sin ser advertidas por ninguna de las autoridades que cuidan los límites fronterizos internacionales ni los límites interprovinciales en el caso de Argentina. A nadie de las fuerzas de seguridad les llamó la atención el camperón que el hombre llevaba consigo pese a ser verano y al calor en la unidad de transporte.

La Brigada de Drogas Peligrosas finalmente los interceptó en el ingreso a esta ciudad y la jueza Parcio determinó que se avanzara con otras seis diligencias de allanamientos en distintos domicilios de esta ciudad.

De esa manera también se incautaron envoltorios con 16 gramos de marihuana, siete teléfonos celulares, documentación, tres balanzas, un equipo de videovigilancia, una alta suma de dinero en pesos y dólares, una camioneta Chevrolet Tracker, una Ford EcoSport y elementos de corte.

El hombre de nacionalidad dominicana, que era el captador de las “mulas” y que organizaba la logística de la banda desde Comodoro Rivadavia tenía en su poder dos pasaportes, uno de ellos falso.

Una vez que allanó la vivienda en la que encontró el pasaporte sospechoso, la Policía del Chubut trabajó con la Dirección Nacional de Migraciones y a través del Juzgado Federal pudo corroborar junto a Interpol que se trataba de un pasaporte “trucho”. El sistema lo delató por la fotografía, ya que se trataba del documento de otra persona.

El dominicano detenido era el que tenía los contactos en Perú y preparaba toda la logística para que las mulas solo pasaran los límites fronterizos con la droga adherida a su cuerpo. Mientras, uno de los dos argentinos detenidos, era el cabecilla principal, que proveía el dinero para concretar la operación.

“Nación debe dar respuesta a nuestros pedidos, los recursos y la tecnología necesaria que venimos solicitando. Quedó demostrado que la droga ingresa por rutas nacionales no por los puertos. Es cuestión de aportar y dar soluciones, no de criticar”, reclamó en su momento el gobernador Mariano Arcioni después del exitoso operativo de la Brigada de Drogas Peligrosas de la Policía del Chubut.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico