En Chile preparan una marcha para boicotear la final entre River y Flamengo

A la espera de la reunión entre la Conmebol y los presidentes de ambos clubes, grupos de manifestantes advierten que no permitirán que se juegue el partido.

A la espera de una reunión entre las autoridades de la Conmebol, River y Flamengo para definir si se mantiene Santiago de Chile como sede para la final de la Copa Libertadores, grupos de manifestantes del país trasandino advierten que no permitirán que el duelo se lleve adelante en medio de la difícil situación que están viviendo.

En las últimas horas comenzó a viralizarse por medio de WhatsApp un flyers en el que convocan a una marcha para el sábado 23 (día del partido) en el estadio Nacional y que sería comandada, entre otros, por las barra bravas de los clubes.

"No permitiremos normalizar el descontento", advierten en la gráfica que difunden bajo el lema de "#NoHayCopa".

Este martes por la tarde habrá una reunión de la que participarán Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, Claudia Tapia (AFA), Rogério Caboclo (CBF) y Arturo Salah (ANFP) y las máximas autoridades de River, Rodolfo D'Onofrio, y de Flamengo, Rodolfo Landim, para "revisar todos los aspectos de la organización de la Final Única".

Luego de este encuentro quedaría definido si se respeta a Santiago como sede del encuentro decisivo de la Copa Libertadores y, de ser así, si se mantiene la fecha programada (23/11) o si se busca alguna alternativa

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, a través de la ministra de Deportes, Cecilia Pérez, ratificó la semana pasada la garantía ofrecida por su gobierno para la realización del partido.

La confirmación se produjo pese al inusitado estallido social que desde hace casi dos semanas afecta a Chile, que ya dejó 20 muertos, y llevó al gobierno a suspender el Foro de Cooperación Asia Pacífico (APEC) y la del clima COP-25, dos eventos internacionales que estaban previstos a realizarse entre noviembre y diciembre. Ahora la decisión final la tomará Conmebol con el respaldo de los dos clubes finalistas.

El técnico defensor del título, Marcelo Gallardo, se mostró preocupado por la situación en Chile y dijo estar siguiendo de cerca lo ocurre en las calles del país trasandino. "No me corresponde llamar a Conmebol para preguntar la situación. Por ahora me inquieta y está todo muy preocupante y delicado para el pueblo chileno", explicó el Muñeco.

"Queremos que se resuelva la problemática allá por el bien de la gente y el partido pasa a segundo plano; aunque sea la final de la Copa Libertadores hay situaciones más importantes y delicadas", agregó.

River defenderá el título continental ante Flamengo, un año después de haberlo ganado ante su archirrival Boca en Madrid, en una inédita final que se disputó por primera vez fuera del continente americano como consecuencia de hechos violentos previos al partido de vuelta en el Monumental de Buenos Aires.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico