En el Hospital Regional solo se seguirán atendiendo urgencias

La decisión del Gobierno de Chubut de pagar los salarios de forma escalonada ante la crisis económica que afronta la provincia, complica sobremanera la atención del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia. Desde esta semana el servicio está restringido solo a emergencias, tanto de guardia como de cirugía. Los médicos ayer realizaron una conferencia de prensa, con posterior protesta frente al Area Programática Sur y en la avenida Yrigoyen. Aseguraron que continuarán con la medida hasta cobrar sus sueldos, algo que recién sucederá el 23 de marzo.

Los médicos del Hospital Regional ratificaron ayer su decisión de continuar con la retención de servicios que, en reclamo por la falta de pago, comenzaron esta semana y que advirtieron continuarán hasta el 23 de este mes, cuando los profesionales, de acuerdo al cronograma del Gobierno, recién percibirán sus haberes.

En conferencia de prensa, los médicos cuestionaron tanto a la directora, Miryám Monasterolo como a la titular del Area Programática Sur del Ministerio de Salud, Mariana Fernández por no acompañar sus reclamos.

“Los médicos y todo el personal del Regional lo único que estamos haciendo es reclamar lo que nos corresponde, que es que nos paguen los sueldos. Es lamentable que, en lugar de acompañar este reclamo, se hagan declaraciones donde se miente sobre lo que ganamos y lo que estamos pidiendo”, indicó a El Patagónico uno de los referentes del sector, el médico Mauro Nieto.

En la conferencia de prensa, los médicos mostraron un recibo de sueldo, de un profesional con 24 años de servicio, que cobra “para solucionar el 80% de la demanda de salud de la ciudad”, 34.000 pesos. “¿Les parece que este es un sueldo para escandalizar? Por otra parte, no estamos reclamando aumento salarial, sino que se nos pague el sueldo. Es así de simple”, se señaló.

Tanto los profesionales como los enfermeros y trabajadores hablaron ayer de pedidos de renuncia, tanto para Monasterolo como Fernández, pero consultado por este diario de manera particular sobre ese planteo, Nieto afirmó: “este no es un tema personal. Lo que estamos planteando son los problemas con nuestros sueldos y la falta de insumos y profesionales. Queremos respuesta de estos temas y también un diálogo y abierto”, reclamó.

ENFERMERIA TAMBIEN

La enfermería de terapia pediátrica también sigue en retención de servicios. En la calle, junto a los médicos, una de las referentes del sector ratificó: “estamos así por culpa del gobierno, que no nos está pagando los sueldos. Así no podemos seguir”, resaltó.

En el mismo tono, la enfermera aludió a la falta de profesionales y de equipos de atención adecuados. “Quieren que el servicio funcione con ocho camas y solo dos enfermeras por tuno. Así es imposible. Nosotros le ponemos el pecho, las ganas pero no se puede seguir trabajando así, y menos si no cobramos”, advirtió.

Como contrapartida, la directora del Regional, Myriám Monasterolo, aseguró ayer: “estamos haciendo todos los esfuerzos para garantizar la atención, pero este tema nos excede, ya que si no se pagan los sueldos, el personal tiene todo el derecho en hacer retención de servicios”, observó.

No obstante, la titular del centro asistencial aclaró: “mucho personal ya cobró” y por lo tanto: “no estamos persiguiendo, como se dijo por ahí, sino indicando que al ya tener sus sueldos en los bolsillos, tendrían que estar trabajando. Nos explican que hacen la retención por solidaridad, pero eso es algo que no corresponde”, remarcó.

Asimismo, Monasterolo descartó su renuncia. “Si yo fuera el obstáculo para que los médicos y el resto de personal cobre, ya hubiera renunciado. Mientras tanto, como esto no depende de Comodoro y de lo que hacemos acá, voy a seguir en el puesto de trabajo, haciendo todo lo posible para asegurar la atención de la salud”, concluyó.

Para completar el panorama del Hospital Regional hay que recordar que hoy, luego de las retenciones realizadas durante lunes y martes, el personal nucleado en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) concretará un paro total de actividades.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico