En Stella Maris piden el regreso del dispensario canino 

El vecinalista Franco Policicchio manifestó que en el barrio hay más de 1.000 perros, entre los que tienen dueño y los que están abandonados. Hay preocupación porque la reapertura del camino Juan Domingo Perón podría empeorar la situación.

En el barrio Stella Maris están en alerta debido a la superpoblación canina. Es que se estima que allí hay unos 1.000 perros, entre los que tienen dueño y los que están abandonados, y la problemática parece no tener solución en el corto plazo.

En diálogo con El Patagónico, el vecinalista Franco Policicchio manifestó que “la problemática se mantiene y lo que no notamos es que haya una mejoría. Seguimos teniendo casos donde el perro por más que tenga dueño, anda en la calle porque le abren el portón para pasear y hacen destrozos. O la gente que le da de comer a los perros que están en la calle”.

Asimismo, “tenemos muchas perras que están alzadas y luego tienen cachorros en el barrio. Esto es porque muchos vecinos van y tiran los perros en el barrio. Sigue siendo así, lamentablemente”.

Los ataques han disminuido, pero esto no implica que hayan desaparecido. “No hemos tenido un ataque en el último tiempo. Pero hace dos meses atrás atacaron a una vecina y le tuvieron que hacer un par de puntos en la pierna”, detalló.

“Queremos saber qué actitud se va a tener con respecto al tema. Para nosotros sería mejor que se pueda trabajar el dispensario canino y que los canes tengan la oportunidad de ser adoptados. Es parte de la solución. No es la solución final. Pero por lo menos es algo”, consideró.

“Es insostenible la situación. Tenés muchos perros en la vía pública. Ahora que se habilita el camino Juan Domingo Perón vamos a tener más vehículos. Estimamos que se agravará la situación y necesitamos saber qué vamos a hacer”, destacó el vecinalista.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico