Está habilitado el refugio para personas en situación de calle

Alrededor de una docena de hombres jóvenes y adultos que por diferentes motivos de vida quedaron en situación de calle, marginados del tejido social y con un futuro incierto, ya tienen un refugio para poder bañarse, cenar y dormir, lo que les renueva la autoestima y fortalece su dignidad como personas.

Caleta Olivia (agencia)

Esto fue posible porque, con el apoyo de varias instituciones, comercios, vecinos en general y la ayuda del municipio, integrantes de la agrupación Voluntarios Solidarios de Caleta Olivia” (VUSCO), liderada por el joven Alfredo Risoli, logró habilitar un refugio que es una casa alquilada ubicada en la calle José Hernández 1.641, a unas diez cuadras del microcentro.

No es la única institución local que brinda algún tipo de ayuda comunitaria, pero el hecho de que se haya ocupado de quienes quedaron inmersos en una extrema marginación social, merece un especial reconocimiento.

La cuestión social de la que se ocupó la citada agrupación no está directamente relacionada con la delicada crisis social y económica que hoy vive el país, sino que se trata de un flagelo que tiene vinculación en muchos casos con el alcoholismo, las drogas y el resquebrajamiento familiar, fenómeno que se da en muchas ciudades del país.

En ese contexto, las personas marginadas suelen “no ser vistas” ex profeso por gran parte del resto de una comunidad, incluyendo a no pocos actores políticos.

En el caso de Caleta Olivia todos hombres que deambulan por las calles, duermen en obras en construcción, en covachas improvisadas y piden dinero y comida en la vía púbica, o bien la buscan en contenedores de basura.

GESTOS SOLIDARIOS

Un reportero gráfico de El Patagónico acudió recientemente a ese lugar para auscultar este gesto solidario que en principio tendrá una duración “experimental“ de tres meses, es decir que de su éxito o fracaso depende la continuidad o el cierre del refugio.

En principio quedó reflejado el sentido humanitario de vecinos, instituciones públicas y privadas, comercios y algunas empresas, al margen de que el municipio se hace cargo de pagar la mitad del alquiler de la casa.

Hubo donaciones de camas, colchones sábanas, frazadas, ropa, alimentos, agua mineral e incluso la empresa Caleta Videocable les conectó el servicio de manera gratuita y hasta una peluquería ofreció cortes de cabello sin costo.

Además, quienes allí son asistidos por voluntarios fueron consultados antes de que se pusiera en marcha el proyecto solidario.

BENDICEN LOS ALIMENTOS

Durante la charla informal que este medio compartió con los destinatarios del programa, comprobamos que años atrás algunos de ellos eran soldadores especializados de cañerías industriales y de barcos, ayudantes u oficiales de albañilería e incluso había mecánicos.

Pero –indistintamente-, el alcohol, las drogas y otras cuestiones hicieron que de a poco fueran quedando en situación de calle, resultándoles ahora muy difícil el retorno a una vida normal por sus propios medios.

La visita la realizamos el jueves por la noche, cuando cenaron sopa y polenta con tuco, pero el día anterior las voluntarias les habían servido guiso de arroz y para beber, solamente jugo o gaseosa.

Además, hubo un momento muy especial cuando uno ellos pidió que se bendijeran los alimentos y todos estuvieron de acuerdo, tras lo cual cada uno comentó sus experiencia de vida, en medio de bromas, halagos personales y discrepancias por alguna que otra cuestión política.

Vale también señalar que un integrante de VUSCO se queda a dormir en el refugio para controlar que no haya ninguna alteración del orden hasta la mañana siguiente cuando vuelven a la calle, previo brindárseles un desayuno.

No obstante, ellos mismos acordaron hacer respetar las normas de convivencia porque saben que si se producen desórdenes el refugio que tanto costó concretar para su propio bien, corre el riesgo de dejar de existir.

Además, este proyecto es solo un paso del programa que apunta a la reinserción social de estas personas para dignificar su condición humana, dado que a futuro se piensa en crear un Centro de Día especial y propiciarles fuentes laborales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico