Estiman una primera alza del 6% cuando se descongele el precio de los combustibles

Pese a que todavía no hay un porcentaje de suba estipulado, las petroleras ratificaron que las naftas y el gasoil aumentarán a partir del jueves 14 de noviembre cuando caduque el decreto nacional que congela el precio de los combustibles. En Comodoro Rivadavia los estacioneros esperan novedades en estos días para saber cuánto se remarcará en los surtidores. Estiman que los incrementos comenzarían con un alza alrededor del 6 por ciento.

“No sabemos cuánto se va a aumentar. No tenemos un valor fijo ni sabemos qué va a pasar. Estamos esperando alguna novedad para poder comunicar qué pasará con el precio de los combustibles. Por ahora es incertidumbre pura”. Así lo manifestó Osvaldo Lewis, presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles de Comodoro Rivadavia en diálogo con El Patagónico.

El aumento de las naftas es un hecho. Es que el jueves 14 de noviembre caducará el decreto que congela el precio de los combustibles y producirá que los valores sean modificados en los surtidores.

Esta medida fue dispuesta por el presidente Mauricio Macri después de las Primarias Abiertas Simultaneas y Obligatorias (PASO), al producirse una megadevaluación del peso, como una medida para “aliviar” a los sectores más vulnerados. Sin embargo, entre medio de la medida que rige por 90 días se produjo un alza del 4 por ciento a principios de septiembre.

El presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles de Comodoro Rivadavia explicó que de cara al descongelamiento de precios “sería una irresponsabilidad hablar de porcentajes de aumento porque no tenemos ninguna novedad”. Sin embargo, el desfasaje entre los importes congelados y los estimados por las compañías está en torno al 20% por lo que el primer aumento, de una serie de alzas graduales, sería de alrededor del 6%, estimaron fuentes del sector.

El CEO de YPF, Miguel Angel Gutiérrez, argumentó que durante este año los combustibles subieron mucho menos que la inflación y que los precios estaban entre 17 y 20% por debajo de la paridad de exportación. En consecuencia, las empresas presionan al Gobierno para que incluso ordene un incremento previo a que caduque el decreto del congelamiento de precios de combustibles.

“NO HAY PELIGRO DE DESABASTECIMIENTO”

Uno de los peligros del levantamiento de la medida es el peligro de desabastecimiento en las estaciones de servicio. Lewis aseguró que esto no pasará pero la Federación de Entidades de Combustible (FEC) Argentina intimó al Gobierno para que se cumpla con la ley de abastecimiento.

“Restricciones de abastecimiento, imposición de cupos u otras prácticas restrictivas, al margen de las previsiones contractuales que podrían significar interrupción o reducción de la entrega de productos. Dicha situación podría afectar el giro comercial de nuestros representados, habida cuenta de los elevados costos fijos de operación de los establecimientos y la incidencia negativa que proyecta sobre la ecuación económica y financiera, la pérdida de ventas”, denunciaron desde la FEC.

“La reiterada jurisprudencia comercial ha imputado al proveedor las consecuencias dañosas de las interrupciones, mermas y demoras injustificadas, en la principal obligación que pesa sobre las firmas refinadoras respecto de los operadores de su red”, agregaron.

“Estas refinadoras mantienen vínculo de aprovisionamiento bajo cláusulas de exclusividad, que es el oportuno aprovisionamiento de combustibles, según la demanda del mercado, que permita la operación sin quiebres de stocks”, consideraron.

“Tengan a bien confirmar o descartar la concurrencia de supuestos de imposición de cuotas o cupos de entrega de productos y de informar si han mediado causas de fuerza mayor que justifiquen algunas de las situaciones reseñadas”, aseguraron desde la entidad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico