Ex policía raptó y violó a una nena, y le mostró los genitales a otras dos

Fue a la salida de un kiosco en Chos Malal, Neuquén. La fiscalía reformuló los cargos a raíz de nueva evidencia.

El celular del expolicía que raptó y violó a una nena que salía de un kiosco en Chos Malal es una pieza clave en la investigación, que no hace más que sumar aberrantes detalles. El presunto violador fue ahora también acusado de mostrarles sus genitales a otras dos niñas, gracias al hallazgo de un video.

Cabe recordar que el pasado 15 de abril, el acusado circulaba en un auto Chevrolet Corsa, cuando bajó y alzó a upa a una niña que salía de un comercio ubicado en la calle Eva Perón de esa ciudad. Luego la subió al vehículo en forma violenta, ocasionándole una lesión en la mano, la amenazó y la llevó hacia su casa, donde la violó.

“El viernes a las 18.30, la nena fue a media cuadra de casa a comprar dos chupetines al kiosco, pero no volvió enseguida. La estábamos mirando, fue un minuto. El abuelo fue a preguntar al kiosco y le dijeron que ya había comprado. Fue un momento muy difícil, una desesperación muy grande”, relató tras el hecho a LU5 Raquel, la abuela de la nena.

Las cámaras de seguridad de un jardín de infantes frente al kiosco, fueron claves para localizar el vehículo del autor del hecho. “Se ve que el tipo la vio, la vigiló. Ella salió del kiosco, la subió al auto, la tiró para atrás y la hacía callar. Después le sacó la ropita”, contó angustiada la abuela.

Dijo que su nieta estuvo ausente de su hogar entre las 18.30 y las 19.20, cuando regresó con unas nenas de su edad que la acompañaron unas cuadras.

En pocas horas, el presunto autor pudo ser localizado y acusado por el fiscal jefe Fernando Fuentes, quien le atribuyó el delito de abuso sexual gravemente ultrajante en concurso ideal con privación ilegítima de la libertad doblemente calificada por la edad de la víctima y por ser el autor funcionario policial, todo en concurso real con el delito de lesiones leves agravadas por mediar violencia de género.

MAS DELITOS ABERRANTES

No obstante, este jueves se dio a conocer desde el Ministerio Público Fiscal que tras peritar un teléfono celular secuestrado en el marco de la investigación, en el cual se encontró un video que detalla cómo sucedieron los hechos, el fiscal Fuentes reformuló la acusación.

De acuerdo a la nueva teoría del caso a la que se arribó gracias a esta evidencia, el 15 de abril cerca de las 18.30, el acusado subió a la niña de 5 años que salía de un comercio ubicado en la calle Eva Perón a su vehículo, la llevó a su casa y allí la violó, hecho que filmó con su celular. Pero eso no fue todo, ya que días antes, específicamente el 28 de marzo, el hombre también cometió un acto de exhibición obscena desde la ventana de su domicilio, al mostrarles sus genitales a dos niñas que jugaban en un patio. Las niñas informaron a la madre de una de ellas, quien el 19 de abril radicó la denuncia respectiva.

Es por esto que finalmente el presunto violador quedó acusado por los delitos de rapto calificado por la edad de la niña, abuso sexual con acceso carnal, producción de imágenes pornográficas calificadas por la edad de la niña, lesiones leves agravadas por mediar violencia de género y exhibiciones obscenas agravadas.

Tal cual lo dictado en la audiencia de formulación de cargos, el hombre permanecerá en prisión preventiva hasta agosto.

El acusado es un hombre de unos 30 años, quien tal como confirmó Fuentes, “se desempeñaba hasta hace poco tiempo como efectivo policial y que había sido exonerado de la Policía hace unos días por tener otra causa en trámite, en otra circunscripción, por el delito de tenencia de imágenes pornográficas de niños”.

Cabe recordar que en ese momento, luego de que todo saltara a la luz en octubre de 2020, el entonces superintendente de Investigaciones, comisario general Miguel Jara, había confiado que el agente ya había sido sumariado y separado del cargo y que la fiscalía lo investigaba por la difusión de imágenes de pornografía infantil. En este sentido, el comisario resaltó que se trabajó sobre esa “perversa trama” en la que involucró a 14 colegas.

Finalmente, la historia dio cuenta que el agente había tenido una relación con una compañera de trabajo, pero no eran novios ni había nada formal. Como él no quería que ella saliera con otro hombre, tejió toda esta supuesta red en la que involucró y ensució a cada uno de los compañeros que se acercaban o tenían algún vínculo con ella.

Desestimada la trama por parte de la Policía y la fiscalía, se inició una causa al agente celoso por distribuir pornografía infantil, que fue con la finalidad de afectar a sus compañeros. En marzo de 2021, el agente fue acusado por el delito de difusión y tenencia de imágenes de partes genitales de menores de 18 años.

En paralelo continuó la investigación interna de la Policía y recientemente había sido exonerado de la fuerza neuquina.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico