Exfutbolistas se pusieron la 10 para colaborar con un plato de comida

Este mediodía se realizó una olla popular en el gimnasio de USMA. La iniciativa fue impulsada por la Asociación de Técnicos de Comodoro Rivadavia.

Un grupo de exjugadores, que brillaron en las décadas del ’70 y ’80 en el fútbol comodorense y regional, se reunió este sábado por una causa benéfica.

El punto de encuentro fue el gimnasio del club Unión San Martín Azcuénaga, donde a partir de las 13 se entregaron 350 porciones de guiso para quienes lo necesitaran.

Miguel “Chiqui” Navarro, referente de la Asociación de Técnicos de Fútbol de Comodoro Rivadavia, fue el impulsor de esta propuesta y dio detalles al respecto en diálogo con El Patagónico.

“Con los compañeros del fútbol, hoy podemos colaborar con los trabajadores de Guilford que lucharon tanto el año pasado. Con el secretario general de la AOT, Cipriano Ojeda, contacté a los compañeros del fútbol, le dimos para adelante e hicimos esta olla popular que es para la gente que está necesitando un plato de comida”, comentó.

Por su parte, Osvaldo Santana, ligado históricamente a Jorge Newbery, resaltó: “Estamos agradecidos de que el ‘Chiqui’ nos haya convocado para ayudar a que la gente tenga un plato de comida, por intermedio de la Escuela de Técnicos, que para eso también cumple un rol muy importante en la sociedad. De paso, nos reencontramos con gente que ha marcado una instancia grande para el fútbol de Comodoro”.

También estaba presente Marcelino “Pirulo” Britapaja, aquel goleador que, llegado de la ciudad de Sarmiento, formó parte de la historia grande Huracán en los Nacionales de la década del ’70.

“No deja de ser una situación muy complicada para esta gente que está sin laburo, y en medio de este panorama que está viviendo el país entero. Hoy es muy importante la solidaridad, poder dar una mano a través de la Asociación de Técnicos de Comodoro, representada por el ‘Chiqui’ y los compañeros que están acá dando una mano, de una forma cariñosa para la gente que tiene dificultades para llevar un plato de comida a su casa”, destacó.

A su turno, Félix “Gato” Pazos, en representación de Laprida del Oeste, acentuó: “Somos muchos los que siempre vamos a estar con el ‘Chiqui’. Con el ‘Chiqui’ hay que sacarse el sombrero, porque siempre está predispuesto a colaborar con todo el mundo y uno no puede ser menos y sentirse ajeno a esto. No queremos reconocimiento de nada, porque uno lo hace de corazón. Si alguien tiene que ser reconocido, es ‘Chiqui’, porque él es el gestor de todo esto”.

Navarro, emocionado, manifestó sentimientos encontrados. “Hay cosas buenas que el fútbol me ha dado, como este reconocimiento. Hay gente que hoy no pudo estar por distintos motivos, pero están, así que lo importante es que hoy podamos trabajar para la gente que necesita. Es muy doloroso ver gente que venga a buscar un plato de comida, pero mientras podamos hacerlo, lo haremos”, aseguró.

Asimismo, reconoció que “USMA, a través de Luis Ziadeh (presidente) y Fernando Mateeff (vicepresidente), nos cedió el lugar”, e instó a que otras entidades sigan el ejemplo del club de Kilómetro 5. “Eso es algo que deben tener todas las instituciones, deben tener las puertas abiertas para que se pueda hacer algo por la sociedad”, sentenció.

Finalmente, Miguel “Chiqui” Navarro agradeció a “Marcelo Rey y a Rubén Díaz, de la Secretaría de Desarrollo Humano; a Silvina Navarro, presidenta de la Asociación Vecinal de La Floresta; a Mario, el cuidador de la cancha; a la CGT, a gente amiga, almaceneros y al ‘Hueso’ Barrientos”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico