Fue tanto lo secuestrado por robos que necesitaron el salón de la Vecinal

Esta vez no se trató de una exhibición artística o de manualidades de la tercera edad, sino de una exposición de todos los elementos secuestrados en el techo del departamento "K" del edificio 43 de las 1008 viviendas que funcionaba de "bunker" de cosas robadas.

El comisario de la Seccional Quinta, Juan José Ale exhibió en la Asociación Vecinal del Juan XXIII, los cientos de elementos secuestrados el martes a la madrugada en el techo del edificio 43, porque no entraban espacio en ninguna de las oficinas de la pequeña comisaría de Lisandro de la Torre y avenida Patricios.

“Consideramos que eran producto de ilícitos, en ese mismo departamento en febrero habíamos allanado el bunker, secuestrando una cantidad importantísima de elementos robados de unas 40 causas de robo. Ante esta situación, le dimos intervención al funcionario de fiscalía Cristian Olazábal, y a la fiscal Andrea Rubio, tuvieron una gran disposición para pedir el secuestro de todos los elementos que hoy exhibimos”, indicó Ale.

Los elementos se secuestraron en el marco del artículo 178 del Código Procesal Penal, por presunto encubrimiento. Se trata de una causa que se instrumenta de manera paralela a la causa por infracción a la Ley 23.737 en la que se detuvo a cinco hombres, por presunta comercialización de drogas agravadas por utilizar menores de edad en la maniobra delictiva.

“Se encontraron cinco soldadoras, amoladoras, taladros, herramientas, computadoras, y netbooks que nos llamó la atención que tienen el logo de la Municipalidad de Comodoro Rivadavia, lo increíble de esto es que todas las cosas estaban en el techo del edificio 43, repleto de elementos sustraídos”, expresó el comisario Ale.

La Brigada de Drogas Peligrosas resaltó la colaboración de personal de la Seccional Quinta que colaboró en el secuestro de los elementos robados y también logró la detención de un quinto sospechoso, Cristian “Cordobés” Herrera que no había sido encontrado en el momento de los allanamientos.

Quienes puedan acreditar la propiedad de los elementos secuestrados deberán dirigirse a la Seccional Quinta de Policía o al Ministerio Público Fiscal en Máximo Abásolo y Güemes.

Entre los elemento secuestrados hay hasta una caminadora que fue muy difícil de sacar del techo por el lavadero del departamento “K” por donde se subían todos los elementos al entretecho del edificio 43. También se encontraron desde camas de roble hasta cafeteras, televisores LED, equipos de sonido y guitarras eléctricas y criollas.

Ayer la difusión de los elementos por parte de la policía a través de distintos medios de comunicación, ya había comenzado a dar su resultado porque un damnificado de un robo en zona norte reconoció a través de fotografías el equipo de sonido.

La Seccional Quinta ya no tiene lugar para guardar las cosas robadas, el viejo quincho de la dependencia está repleto de elementos que aún no han sido reconocidos y que fueron secuestrados en el allanamiento de febrero en ese mismo búnker.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico