Ganancias 2019: pagarían los salarios a partir de $38.200

En breve el Ministerio de Producción y Trabajo deberá dar a conocer la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE) de octubre, con la cual se actualizará el Mínimo No Imponible y las escalas del tributo para la Cuarta Categoría. Estiman que subiría un 28%.

Los trabajadores solteros sin hijos comenzarían a tributar el Impuesto a las Ganancias en 2019 a partir de los $38.200 en mano, siempre que el Gobierno incremente el Mínimo no Imponible (MNI) y las escalas actuales del gravamen en un 28%.

Las estimaciones corren por cuenta del tributarista Ezequiel Pasarelli, a partir de una posible evolución del denominado RIPTE (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables). El Ministerio de la Producción y Trabajo tiene que difundir en los próximos días el RIPTE de octubre, que es el que se emplea para esa actualización.

"El aumento del Mínimo No Imponible para el 2019 estará muy por debajo de la inflación de este año", explicó Passarelli quien dijo que "al día de hoy, la variación ocurrida entre los meses de septiembre de 2017 y septiembre de 2018 asciende al 25,41%". Basado en esos antecedentes, el tributarista sostuvo que "como mucho, se puede esperar que el aumento sea de entre el 27% y el 28%, lo que implica más de 15 puntos por debajo de la inflación real que es del 45%".

El especialista formuló las siguientes comparaciones de salarios de bolsillo para los mismos tipos de empleados.

Este año, el MNI para el soltero sin hijos es de $29.855,68; soltero con 1 hijo, $32.275,77; casado sin hijos, $34.654,54 y casado con dos hijos, $39.494,71. Si el RIPTE creciera 28%, en 2019 pasaría para el soltero sin hijos a $38.215,27; soltero con 1 hijo, $41.312,98; casado sin hijos, $44.357,82 y casado con dos hijos, $50.553,23.

Passarelli indicó que el retraso del RIPTE frente a la inflación real genera problemas. "Las personas pagan impuesto según una escala progresiva. Lo que genera que, quien más gana, más impuesto paga. Es decir, un efecto sumamente racional, deseado y buscado", explicó. Pero aclaró que "el problema está cuando, ante la falta de actualización o una actualización deficiente, todos pagan en escalas muy altas".

Un estudio reciente del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) destaca que entre 2015 y 2018 la cantidad de empleados en relación de dependencia que empezó a pagar el gravamen pasó de 1,2 a 1,9 millones. Gran parte de ello se debió a eliminación o reducción de deducciones, publicó Ámbito.com.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico