Germán Martínez apuesta a la toma de conciencia desde Chile

El defensor comodorense cruzó la cordillera hace dos meses y la pandemia postergó su sueño de debutar en la Segunda división profesional del país vecino. Sin embargo, llegó a presentarse en un amistoso y ahora espera tranquilo en cuarentena. También se suma al pedido de concientización. "La gente tiene que tomar conciencia de las decisiones del gobierno argentino", sentencia.

El lateral derecho comodorense Germán Martínez se encuentra en Chile, esperando su debut en Deportivo Linares, club de la segunda división del fútbol trasandino, donde había arribado proveniente de la Comisión de Actividades Infantiles, la entidad que lo forjó como jugador tras iniciarse en la escuelita de Unión San Martín Azcuénaga.

En días de cuarentena, lejos de su familia pero junto a su novia Sofía, el “Colo” tiene que seguir una rutina de entrenamiento de la mejor manera posible y espera que pronto todo vuelva a la normalidad.

El defensor llegó a ser presentado por el club de la Región del Maule, en un amistoso que significó la última actividad de la institución. “Jugamos ese partido porque el club dijo ‘vamos a darle el gusto a la gente’. Y fue con público. Después no hicimos más nada, ni entrenamientos”, comentó en diálogo con El Patagónico.

De todas maneras, se mantiene en contacto con el cuerpo técnico y entrena en el departamento, donde cuenta con un patio y espacio verde para realizar ejercicios físicos, intermitentes y demás.

“Tenemos un grupo con el ‘profe’ y los técnicos, así que el ‘profe’ constantemente nos va mandando mensajes, le vamos mandando videos de lo que estamos haciendo y esas cosas, pero no es lo mismo que estar en el día a día en contacto con la pelota”, afirma el defensor de 22 años.

Como la mayoría en estas latitudes, cuando empezó a conocerse la propagación del coronavirus, Germán ni se imaginaba tener que permanecer en cuarentena.

“Yo decía ‘es imposible que se propague más, esto se va a quedar del otro lado del hemisferio’. Cuando pasó para México y Estados Unidos, ahí me empecé a asustar. Me sorprendió lo rápido que fue”, reconoce.

La ciudad de Linares, distante a 307 kilómetros de Santiago, cuenta con 73.000 habitantes y hasta el momento tiene al menos cinco infectados. Según Martínez, deberían reforzarse los cuidados.

“En todos lados hay gente responsable y gente irresponsable. Acá hay gente que no respeta el toque de queda, que dura entre las 10 de la noche y las 5 de la mañana. Después se puede salir a la calle. Ese es el único problema que veo. Los comercios cierran a las 6 de la tarde y trabajan de manera normal”, comenta.

En ese sentido, valora lo que se viene decretando en Argentina. “La gente tiene que tomar conciencia de las decisiones del gobierno argentino. Si acá tenés los síntomas y querés hacerte la prueba, en un hospital público tenés que pagar 5.000 pesos chilenos y en una clínica alrededor de 25.000 chilenos, que son casi 1.200 pesos (argentinos)”, compara.

“En Argentina muchas veces protestamos por muchas cosas, y hoy el Gobierno te da todo gratis, te está diciendo que te quedes en la casa, que no vayas a trabajar. Esas decisiones populares, cuando esto se complica, son las que más importan. El Gobierno siempre tiene que estar del lado de la gente y no de la economía. Eso hay que tenerlo claro”, sentencia el “Colo”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico