Golpeó a su pareja, encerró a su hijo y esperó a la Policía con agua hirviendo

Personal de Infantería tuvo que romper la puerta de la casa para rescatar al menor. El agresor fue reducido y trasladado a la comisaría. Fue en Puerto Madryn.

En la noche del domingo una grave situación de orden familiar tuvo lugar en un domicilio de la calle Gutyn Ebrill al 300, de Puerto Madryn, a raíz de la denuncia radicada por una mujer contra su pareja por “lesiones leves y amenazas”.

Un grupo de Infantería llegó para retirar al hombre de la vivienda. Pero al arribar, el responsable evitó salir de la casa. Según informaron fuentes policiales, se encontraba esperando al personal policial con ollas de agua hirviendo y piedras.

También expresaron que el agresor exhibió a su hijo, un menor de edad, a través de la ventana de la planta alta, peligrando la integridad física del mismo. En virtud de ello, personal de la Fuerza, mediante la utilización de una brecha, abrió la puerta e inmediatamente procedió a resguardar al menor.

Los efectivos que intervinieron en el hecho dejaron constancia que en todo momento el responsable ofreció una férrea resistencia a la intervención policial, quedado detenido en averiguación por los delitos de “atentado, resistencia y desobediencia a la autoridad”.

Fuente: Diario Jornada

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico