Gustavo Llantén se declaró culpable del crimen de Diego Soto y recibió ocho años de prisión

Los hermanos Gustavo y Axel Llantén fueron condenados ayer por el homicidio de Diego Soto, ocurrido en la mañana de la última Navidad. Gustavo Llantén se adjudicó la autoría y declaró que su hermano lo defendió porque pensó que la víctima tenía el cuchillo. Así se estableció en un juicio abreviado que se presentó ayer ante el juez natural de la causa, quien lo homologó imponiéndole 8 años de prisión efectiva a Gustavo y 3 años en suspenso a Axel, por exceso en la legítima defensa.

En el marco de la audiencia preliminar por el homicidio de Diego Gustavo Soto (29) se presentó ayer un acuerdo de juicio abreviado al cual se llegó entre la fiscal general, Cecilia Codina, los hermanos Gustavo (23) y Axel Llantén (21), y el defensor particular Guillermo Iglesias.

El acto se desarrolló en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia y fue presidido por el juez natural de la causa, Miguel Angel Caviglia, ante quien prestó declaración el mayor de los acusados.

En ese contexto confesó que fue él quien cometió el crimen tras bajarse del auto con un cuchillo a pelear con Soto.

El motivo fue una diferencia del momento. El acusado, además, dejó en claro que su hermano no sabía que él tenía el cuchillo y que este solo intercedió para defenderlo al creer que era su oponente el que estaba armado.

De esa manera el mayor de los hermanos se responsabilizó por la autoría y en el acuerdo de juicio abreviado se convino una pena de 8 años de prisión de efectivo cumplimiento, como autor del delito de homicidio simple.

En tanto que para Axel se fijó una pena de 3 años de prisión en suspenso y en su caso se calificó el caso como homicidio simple con exceso en la legítima defensa.

Los alcances del acuerdo fueron analizados por el juez, luego de consultarles a los protagonistas si comprendían los términos del procedimiento que estaba realizándose y si finalmente prestaban su consentimiento a los montos de las penas, lo cual fue respondido de manera afirmativa.

El juez finalmente homologó el acuerdo de juicio abreviado en las condiciones antes descriptas y aceptó la renuncia a los plazos de impugnación, por lo que quedó firme con su homologación.

EL CASO

Hay que recordar que el crimen tuvo lugar el 25 de diciembre del año pasado y la víctima fue Diego Gustavo Soto (29), a quien se lo conocía por su actividad de limpiavidrios en los distintos semáforos de esta ciudad.

A las 8:50 de ese domingo, sobre la esquina de 13 de Diciembre y Ameghino, frente a la sede de la Confederación General del Trabajo (CGT) se inició la pelea. En el fondo del patio de una vivienda de la calle 13 de Diciembre a cuyos propietarios conocía la víctima, se desarrolló la pelea que concluyó con Soto herido por cinco puñaladas, una de las cuales le penetró la vena aorta y falleció a los pocos minutos.

En medio del ataque el dueño de la casa observó a los agresores y les golpeó la ventana, logrando así que se escaparan. A todo esto un oficial de policía que arribaba con su automóvil a su vivienda ubicada en el sector de La Loma observó cuando las tres personas discutían. Minutos después el efectivo -que se convirtió en el testigo clave del homicidio- observó a los dos hombres que luego serían detenidos, con remeras de color blanco manchadas de sangre.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico