Habló uno de los sobrevivientes de "El Repunte"

Lucas Trillo, aseguró que el barco estaba en condiciones de navegar y recordó la noche del naufragio. Un embrollo impidió que la balsa de rescate flote pese al esfuerzo de la tripulación y la decisión del capitán de seguir navegando en condiciones climáticas adversas podrían haber sido los desencadenantes de la tragedia que dejó a diez hombres desaparecidos.

Este mediodía, en diálogo con Radio Del Mar uno de los marineros sobrevivientes de "El Repunte", Lucas Trillo comentó su experiencia de naufragio. El marinero se refirió a las maniobras realizadas para lograr bajar la balsa que les permitiría abandonar el barco, sin embargo en la bajada se enredó y terminó hundida por el mismo barco, dijo. A diferencia del planteo que hicieron los familiares de las 10 víctimas expuso que “El Repunte” cumplía con las normas de seguridad.

“Los puertos del sur son más exigentes con los controles de seguridad de los buques, solamente teníamos dos pendientes. Esto contrasta un poco con lo que decían los familiares sobre las condiciones del barco. Nosotros salimos confiados en que el barco estaba en condiciones, teníamos confianza de que andaba bien, nosotros no somos gente que sale a suicidarse, creíamos que estaba en condiciones”, dijo Trillo.

Sobre, las fallas que señalaron los familaires, el marinero explicó “había una rajadura que tenía en marzo, cuando vimos eso pegamos la vuelta, exigimos que eso se repare y después de que pongan chapas superpuestas nunca más tuvimos problemas cuando salimos por merluza”, recordó.

Trillo pasó cuatro horas en el agua, sin chaleco salvavidas solo con el apoyo de un aro salvavidas hasta que lo rescató el barco María Liliana. Ahora, ni siquiera se atreve a volver a la playa. “Yo ahora no sé qué voy a hacer. Es el único oficio que yo sé hacer, deje todos los estudios para trabajar en 2002. Yo desde entonces laburaba para juntar un mango y laburar en la casa, yo soy marinero pescador, no se me cruza por la cabeza que voy a hacer, no me quiero ni arrimar a la playa”, dijo. Su vida continúa con tratamiento psiquiátrico junto Julio Guaymas el segundo sobreviviente.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico