Inspectores de tránsito vendían licencias de conducir truchas

Un hombre de 24 años y una mujer de 38, ambos inspectores de la Dirección de Tránsito de la Municipalidad de Río Gallegos, fueron detenidos el lunes por personal la División de Investigaciones (DDI) al constarse que vendían licencias de conducir apócrifas a un valor de 20 mil pesos.

En base a datos suministrados por fuentes policiales, el portal digital del Diario Nuevo Día hizo saber que las investigaciones se iniciaron luego de varias denuncias que efectuaron algunos vecinos que dijeron haber sido engañados por gestores e incluso formularon quejas en la repartición pública.

Los involucrados en el hecho delictivo se contactaban con sus clientes a través de la red social Facebook con perfiles creados con seudónimos ficticios y luego acordaban un encuentro para coordinar la tramitación del carnet de conducir sin necesidad de completar exámenes.

Inicialmente la irregularidad había sido detectada por autoridades de la Dirección de Tránsito dado que en esas oficinas se presentaba gente alegando que había abonado dinero en efectivo por el carnet a determinados inspectores y no recibían el documento.

De allí que se dio intervención a un Juzgado de Instrucción, desde donde se requirió a la DDI que efectuara las investigaciones del caso y ayerlos policías de esa dependencia lograron contarse con uno de los sospechosos mediante un encuentro simulado.

Se trata de un inspector de tránsito de 24 años que fue detenido en la vía pública cuando conducía su auto particular y se detuvo para dialogar con un cliente ficticio que era policía, procediéndose también a incautársele el teléfono celular.

De manera simultánea, con autorización del Juzgado Interviniente, se allanó en el barrio San Benito el domicilio particular de una mujer de 38 años, también empleada de la citada repartición comunal, a cual igualmente quedó detenida.

Más tarde se cumplió similar procedimiento en la casa del joven, ubicada en la calle Angelín Fernández y ambos casos se habrían hallado elementos que los comprometería en el ilícito, aunque no trascendieron sus identidades.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico