La curiosa coincidencia del Diablito Echeverri y su novia

El extraño motivo que los hizo compartir el domingo el campo de juego del Monumental ante Rosario Central.

Claudio Echeverri jugó los 90 minutos en el triunfo agónico de River 2-1 ante Rosario Central por la anteúltima fecha de la Copa de la Liga. Sin embargo, hubo una particularidad extrafutbolística que llamó la atención.

El Diablito coincidió en el campo de juego del Monumental con su novia, Melissa Fernández, integrante de la Reserva del fútbol femenino de la institución de Núñez: ella asistió en condición de alcanzapelotas.

Este extraño acontecimiento tuvo lugar en la noche del domingo y no pasó desapercibido para el crack que ya fue vendido al Manchester City: apenas salió a la cancha para jugar contra Rosario Central -un partido clave en las aspiraciones de River en esta Copa de la Liga-, corrió hacia su novia para abrazarla y darle la mano.

Ella lo compartió en sus redes sociales con una línea tan breve como profunda: “Mi compañero”. Él, por su parte, reposteó en sus historias de Instagram la publicación de su novia.

Melissa también es parte de la familia Millonaria: juega en las inferiores femeninas del club de Núñez y en noviembre del año pasado debutó en la Reserva. Fue en el empate 2-2 ante Huracán e hizo su presentación con la camiseta número 3, acorde a su posición en la cancha de lateral izquierda.

Ese 5 de noviembre, la jugadora hizo una emotiva publicación en su cuenta de Instagram. “Tanto lo soñé que un día se hizo realidad”, escribió y recibió cientos de comentarios, entre ellos el de su novio que le puso: “Felicitaciones, hermosa”.

Melissa Fernández nació en Chaco, igual que el Diablito, y suele mostrarse en las redes con su pareja. Lo acompañó, por ejemplo, en los festejos dentro de la cancha cuando el equipo profesional masculino se consagró campeón de la Liga Profesional en 2023, del Trofeo de Campeones 2023 y de la Supercopa Argentina.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico