La dramática historia del crack al que Bielsa adoptó como un hijo

Es el jugador fetiche del Loco. Tuvo una infancia difícil con un padre que entraba y salía de la cárcel. Detalles estremecedores.

Kalvin Phillips es el niño mimado de Marcelo Bielsa. El joven es pieza clave en el Leeds que este año volvió a la Premier League justamente de la mano del entrenador argentino. El jugador que se formó en la cantera de la entidad de Yorkshire del Oeste, firmó su primer contrato profesional a los 18 años y de la mano del Loco explotó todo su potencial e incluso fue convocado a la selección de Inglaterra.

Las cámaras del documental Take us home, que se centró en el rendimiento del Leeds desde la llegada del entrenador, mostraron a su abuela Val, que lo crió de pequeño con su madre Lindsay: “Creo que Bielsa es encantador. Me encantaría encontrarme con él. A veces anda por Wetherby (localidad cercana en la que el DT vive). Siempre tomo el autobús y voy hacia ahí para ver si lo veo. Me encantaría encontrarlo y decirle "soy la abuela de Kalvin’”, expresó la mujer.

En la serie se muestra que el joven tiene una gran relación con el entrenador argentino y una gran pasión por el club. Antes de sumarse a los Blancos estuvo a prueba en el Huddersfield. Es hincha y conoce la idiosincrasia de la institución desde que era pequeño. Además los aficionados lo apoyan porque como dice uno de los protagonistas en una de las entrevistas: “Es del Leeds de la cabeza a los pies”.

De gran despliegue y gran técnica es uno de los futbolistas mejores pagos de la liga inglesa. Fue un jugador clave en el ascenso de los de Elland Road y en los festejos dejó en claro que con Bielsa tiene una relación especial. Muchos medios ven en esta relación una proyección de una figura paternal que tuvo ausente durante casi toda su vida.

“Mi padre estuvo entrando y saliendo de mi vida desde que era joven. Estuvo en prisión y fuera de prisión. Se metió con la gente equivocada: drogas, peleas, cualquier cosa que puedan imaginarte”, mencionó sobre el hombre al que llaman Chalky (por ser el único chico negro en su escuela y vecindario) que actualmente está en la cárcel de Wealstun. De hecho, aún mantiene contacto con él y confesó que tras el ascenso del Leeds recibió un llamado desde la penitenciaría y su padre cantó junto a otros reclusos el Marching on together, canción característica de los fans.

Sobre su dificultosa niñez, detalló: “Él y mi mamá tenían una relación en la que estaban bien hasta cierto punto y luego mi papá se marchaba y simplemente hacía lo que quería. Mi madre perdía la paciencia con él y luego mi padre iba a la cárcel, volvía a salir, volvía con mi madre y hacía exactamente lo mismo otra vez”.

Según contó Kalvin, Chalky nunca conoció a su papá y tuvo una hija a los 13 años. Con su hermana también mantiene contacto. Su madre dormía en un sofá para dejarles las camas libres a los dos niños y las dos niñas que componían su familia: “Ella pasaba hambre por las noches para poder alimentarnos a pesar de tener dos trabajos. No le alcanzaba el dinero. Le debo mucho”.

El cariño que Bielsa tiene por el joven quedó reflejado hace poco cuando le obsequió una camiseta de Newell 's que había usado en su corta experiencia como jugador profesional. Y Phillips le retribuyó el gesto con una de las primeras casacas que lució como futbolista de la selección inglesa.

“Kalvin es un ejemplo para todos nosotros. En un mundo super profesionalizado y lleno de especulaciones mezquinas, en las cuales yo he actuado de ese modo, Phillips no. Nos demuestra a todos que se puede ser un gran profesional, un gran jugador y seguir respetando los valores de conducta, algo que es muy difícil de encontrar”, sentenció el año pasado Bielsa, mucho antes de lograr el ascenso con el equipo.

Cuando el Leeds consumó su retorno a la Premier League Bielsa habitualmente parco e introvertido se desbordó cuando divisó a Phillips, al que recibió con brazos abiertos: “¡Kalvin, carajo, Kalvin! The best, very good (el mejor, muy bien)”.

“Le deseo lo mejor en lo personal porque nos ha enseñado a todos los que lo conocemos una forma de vivir el profesionalismo manteniendo una línea de comportamiento. No puedo creer que el destino no lo vaya a premiar en el futuro. A todos los niveles, merece todo”, mencionó Bielsa sobre Kalvin mucho antes de que figurara en los planes de las convocatorias con el combinado nacional británico.

Bielsa fue clave para lograr la transformación plena del futbolista que se convirtió en el emblema de la ciudad a tal punto que en las calles le dedicaron un mural con su imagen.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico