La esposa del gobernador de California que fue violada por Weinstein

La directora y ex actriz dijo que el ex productor de cine la había invitado a un hotel en Beverly Hill para hablar de futuros proyectos. Sin embargo, al llegar a la suite, el agresor sexual convicto comenzó a masturbarse y luego abusó de ella.

En el estrado del Tribunal Superior de Los Ángeles, Siebel Newsom dijo que conoció a Weinstein, que ahora tiene 70 años, en el Festival de Cine de Toronto cuando ella tenía 31 años y había tenido algunos pequeños papeles de cine y televisión.

Semanas después, en California, Weinstein la invitó a reunirse con él en el hotel The Peninsula de Beverly Hills, para lo cual ella creyó era una reunión de negocios, según declaró. Se sorprendió al saber que debía reunirse con Weinstein, por entonces uno de los productores más poderosos de Hollywood, en la suite de su hotel, precisó.

Cuando llegó, Weinstein no tenía ningún interés en hablar de sus proyectos, dijo Siebel Newsom. Fue al baño, la llamó y empezó a masturbarse delante de ella, detalló, antes de tocarle los pechos y ponerse “agresivo”.

“Estaba asustada. Esto no fue por lo que vine aquí”, dijo, rompiendo en llanto. “Sólo recuerdo que intenté físicamente retroceder”. Cuando él salió del baño con una bata sin nada debajo y comenzó a manosearla mientras se masturbaba, ella describió sus sentimientos. “¡Horror! Horror!”, dijo. “Estoy temblando. Estoy como una piedra, estoy frígida. Esta es mi peor pesadilla. Sólo soy una muñeca hinchable”.

A continuación, hizo una descripción gráfica de una agresión sexual y una violación por parte de Weinstein en el dormitorio de la suite. Siebel Newsom dijo que Weinstein la subió a una cama, aunque no recuerda si la llevó o la arrastró hasta allí. Luego la violó, afirmó. “Era tan grande y tan decidido. Fue un infierno”, añadió.

Su testimonio se tornó dramático. “¡Él sabe que esto no es normal!”, gritó durante el juicio en Los Ángeles, recordando sus pensamientos en medio de la supuesta violación de 2005. “¡Él sabe que esto no es un consentimiento!”. A continuación, gritó “¡Oh, Dios!”, como si se viera superada por el recuerdo, y se rindió al llanto. Weinstein la observó desde la mesa de la defensa.

YA CUMPLE UNA CONDENA

Weinstein, el hombre que se convirtió en el rostro de las denuncias del #MeToo hace cinco años, está cumpliendo una condena de 23 años de prisión por delitos sexuales en Nueva York. Ahora está siendo juzgado en Los Ángeles por once cargos de violación y agresión sexual y se ha declarado inocente.

Siebel Newsom, que fue identificada en el tribunal como Jane Doe #4 (Sin nombre), es una de las cuatro mujeres cuyas acusaciones son la base de los cargos de Los Ángeles contra Weinstein. Los fiscales habían dicho anteriormente que había cinco acusadoras.

Su testimonio fue el más dramático y emotivo hasta ahora en el juicio de tres semanas. Lloró durante sus dos horas y media en el estrado, empezando por cuando se le pidió que identificara a Weinstein, de 70 años, para que constara en acta. “Lleva un traje y una corbata azul, y me está mirando fijamente”, dijo mientras empezaban a brotar las lágrimas.

Los abogados de la defensa han argumentado que todos los encuentros sexuales de Weinstein fueron consentidos y que sus acusadoras participaron voluntariamente en una cultura de “casting couch” (casting de sofá) para impulsar sus carreras en Hollywood.

En el momento del encuentro con Siebel Newsom, ella no había conocido a su futuro marido, el actual gobernador de California Gavin Newsom, y dijo que no le contó lo sucedido hasta que se hicieron públicas las acusaciones contra Weinstein.

En el interrogatorio, el abogado de Weinstein, Mark Werksman, preguntó a Siebel Newsom por qué su marido había aceptado donaciones de campaña del productor. Ella indicó que el gobernador devolvió el dinero después de que ella le contara su encuentro.

Weinstein, de 70 años, fue condenado por conducta sexual inapropiada en Nueva York en febrero de 2020. Fue extraditado a una prisión de Los Ángeles en julio de 2021. En Nueva York, Weinstein está apelando su condena y sentencia de 23 años de prisión. Podría enfrentarse a hasta 140 años de prisión si es condenado por todos los cargos en Los Ángeles.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico