La grieta del Gobierno por el rol de la Gendarmería

El Ministro de Justicia confesó que no pone las manos en el fuego "por nadie" y reafirmó lo que se venía viendo hasta el momento. Todas las diferencias y contradicciones dentro del Gobierno ante la pregunta que se hacen todos: ¿dónde está Santiago Maldonado?

Luego de que las versiones que sostuvo el Gobierno sobre la desaparición de Santiago Maldonado se cayeran, el discurso del oficialismo cambió de tono y de interlocutores.

Ahora la hipótesis que involucra a la Gendarmería como la responsable en la desaparición del joven de 28 años comienza a ser "la más fuerte" para el Gobierno.

La primera voz del oficialismo en el caso por la desaparición de Maldonado fue la de la ministra Patricia Bullrich,quien desde hace unas semanas dejó de hablar públicamente sobre el tema, luego de que el resultado de la sangre encontrada en el puesto de Benetton no coincidiera con la de Santiago.

Fue la propia ministra de Seguridad quién habló sobre esa versión no sólo en los medios sino también en su exposición ante el Senado.

"Tengo una fuerte convicción de que la Gendarmería no fue. Por todas las circunstancias, porque había 40 gendarmes, porque había mucha gente en el lugar", sostuvo además Bullrich en el programa de Mirtha Legrand.

Durante su exposición en el Senado, Bullrich dijo que no iba a acusar a un gendarme hasta que no haya ninguna prueba. "Necesito a esa institución para todo lo que estamos haciendo, para la tarea de fondo que está haciendo este gobierno. Si lo primero que hacemos es tirarle la responsabilidad al gendarme, acusarlo previamente, y echarle solo por el hecho de una presión mediática, sería una mala ministra de Seguridad. ¡Me la banco yo! ¿Saben por qué? Porque eso siempre es lo que ha pasado en el país", dijo.

Pero a medida que fue avanzando la investigación y que todas las hipótesis que había en la causa comenzaron a caerse, otros funcionarios empezaron a aparecer en la escena pública con una postura bastante diferente a la de la Ministra.

Germán Garavano, ministro de Justicia, fue el primero en decir que "no descarta" la responsabilidad de la Gendarmería en la de desaparición de Santiago. "No pongo las manos en el fuego por nadie", fue su última declaración más tajante.

Seguí leyendo en MinutoUno.com

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico