La indignante reacción de Macri y Patricia Bullrich

Ambos buscaron comparar las tomas en Brasilia con el pedido de juicio político a la Corte y la movilización contra la reforma previsional en 2017. Bullrich ni siquiera repudió lo sucedido.

El expresidente Mauricio Macri y la titular del PRO, Patricia Bullrich, buscaron comparar el intento de golpe de Estado en Brasil con el juicio político a la Corte Suprema que impulsa Alberto Fernández y con la movilización de 2017 contra la reforma previsional del macrismo que les quitó derechos a los jubilados.

"Repudio los hechos violentos registrados en Brasil, donde una multitud invadió el edificio del palacio presidencial, la Corte Suprema de Justicia y el Congreso, poniendo en peligro la paz y la estabilidad democrática del país. Mi solidaridad con el presidente Lula (da Silva) en este momento", expresó Macri en su cuenta de Twitter el último domingo cuando ya casi eran las 21 horas y la situación en Brasilia había sido controlada por las autoridades.

Sin embargo, acto seguido comparó la toma de los tres poderes brasileños con el juicio político a la Corte en Argentina, pese a que este último se desarrolla bajo los cauces constitucionales. "El episodio alerta sobre la fragilidad mundial de las instituciones democráticas, que pueden ser atropelladas por una horda como en Brasil o como sucede ahora mismo en Argentina con la Corte Suprema de Justicia a través de mecanismos políticos antidemocráticos igualmente brutales", afirmó Macri en ese sentido.

Luego, el exmandatario aprovechó para señalar al kirchnerismo por la movilización de 2017 contra la reforma previsional y habló de un supuesto "asalto al Congreso", aunque en esa ocasión no hubo manifestantes que ingresaran al edificio. "No debemos olvidar que el kirchnerismo que hoy se muestra conmocionado por los sucesos en Brasil es el mismo que en 2017 organizó, promovió y protagonizó el asalto violento al Congreso de la Nación Argentina", dijo al respecto.

"La democracia y las instituciones tienen que ser respetadas siempre y en todas partes. Porque primero destruirán a las instituciones, después destruirán la libertad y la vida", cerró Macri en su hilo de Twitter. De este modo, intentó comparar la actitud del kirchnerismo con la de Bolsonaro, pese a que el propio Macri fue quien tuvo una estrecha relación con el expresidente brasileño mientras ambos estuvieron en el poder.

Por su parte, Patricia Bullrich también buscó comparar al kirchnerismo con los seguidores de Bolsonaro que promovieron el intento de golpe de Estado, pero se desmarcó del propio Macri al ni siquiera atinar a repudiar lo sucedido en Brasilia.

"Demócratas con otros países y autoritarios aquí", posteó Bullrich al retuitear a Alberto Fernández también poco antes de las 21 horas del domingo. "Aquí, quieren tomar la Corte Suprema de Justicia y destruyen al Congreso con 14 toneladas de piedras. El día que retire el pedido de juicio político a la Corte, puede opinar sobre lo que sucede en Brasil", añadió.

De este modo, también trazó un supuesto paralelismo con el pedido de juicio político a la Corte y la protesta contra la reforma previsional, pero fue además, junto a Javier Milei, la única dirigente importante que en ningún momento repudió la toma de los tres poderes en la capital brasileña.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico