La mayoría está de acuerdo con los controles antidoping para docentes

El dato se desprende de una encuesta que hizo esta semana El Patagónico, cuando se dio a conocer la polémica propuesta de la Asociación Antidroga de la República Argentina, que sugiere realizar controles a los maestros para detectar el consumo de droga y alcohol.

La propuesta de realizar controles antidoping a los docentes, que dio a conocer recientemente la Asociación Antidroga de la República Argentina, despertó polémica. "No queremos generar una persecución, sino que el Estado ayude a los docentes", explicaron desde la ONG.

Una encuesta que hizo esta semana El Patagónico, de la que participaron 1154 lectores, arrojó como resultado que el 75.82 % está de acuerdo con los controles antidopaje a maestros y el 24.18 % está en desacuerdo.

A poco de comenzar un nuevo ciclo lectivo, una ONG especialista en la lucha contra las drogas propuso realizar controles médicos a los docentes para detectar la presencia de sustancia como alcohol, marihuana, cocaína y pastillas de diseño.

La iniciativa, impulsada por la Asociación Antidroga de la República Argentina (AARA), busca apartar a los docentes que presentan alguna adicción de las aulas para que reciban el tratamiento adecuado.

“No queremos genera una persecución a los docentes, sino que el Estado los ayude a tratar sus adicciones. El docente es alguien que está frente a 40 alumnos, seis horas por día. Tenemos que cuidarlo y también tenemos que garantizarle a los padres que es alguien que está en sus cabales”, explicó el titular de la ONG, Claudio Izaguirre.

Además, dio a conocer un dato que preocupa: “el 12 por ciento de los docentes de todo el país tiene graves problemas con las drogas o el alcohol. No podemos negar esta realidad”, recalcó.

En este sentido, el especialista señaló que el consumo de drogas “no sólo trae consecuencias en los docentes, que son adultos” sino que también genera consecuencias negativas en los alumnos. “Creo que desde el Ministerio de Educación se deberían tomar medidas al respecto para ayudar a que los docentes abandonen el consumo” de estupefacientes, consideró.

La iniciativa propone realizar un control al inicio del ciclo lectivo, apartar a los docentes que necesiten tratamiento y tener un seguimiento de los mismos hasta que puedan volver a ocupar sus cargos.

“Sería importante que los sindicatos acompañen esta medida porque es una manera de cuidar a las personas que forjan el futuro de los niños del país”, recalcó Izaguirre.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico