La nueva sala de Tomografía de La Española se llama Alberto Roura

La Asociación Española de Socorros Mutuos inauguró ayer, con la puesta en marcha de un moderno equipo de diagnóstico por imágenes, la nueva sala de tomografía de la institución que, en homenaje al cardiólogo recientemente fallecido, se llama Doctor Alberto Roura. Familiares y colegas del médico participaron del sencillo y emotivo acto.

En estos tiempos de dificultades económicas, la Asociación Española de Socorros Mutuos decidió invertir en un moderno equipo de diagnóstico por imágenes y de paso homenajear al doctor Alberto Roura, médico que falleció el 26 de noviembre de este año.

Ayer a las 14, en el medio del permanente movimiento y trabajo que todo sanatorio tiene, en un corto y sencillo acto, se puso en marcha el moderno tomógrafo y el recuerdo permanente para quien ocupó, a lo largo de muchos años, varias funciones en el sanatorio, al que ingresó en el año 1967.

UNICO EN LA CIUDAD Y LA REGION

La directora médica de la institución, la doctora Cristina Bornacini, fue la encargada de abrir el acto, en el que destacó que se estaba viviendo un momento muy importante para el sanatorio ya que se estaba presentando “un nuevo equipo en diagnóstico por imágenes. Se trata de un tomógrafo, de alta tecnología, de 128 cortes. El primero de estas características en la ciudad y en la región”, advirtió.

Luego de agradecer el compromiso de las autoridades del Consejo Directivo, que señaló trabajan “con el objetivo de mantener a la institución actualizada y competitiva” Bornacini pidió a “los colegas que acompañen y valoren este nuevo esfuerzo, que –agregó- tiene como objetivo final proveerlos de una herramientas más, en búsqueda de la excelencia médica”.

En sus palabras, la responsable médica de la Española agradeció el trabajo del arquitecto Rafael Morales, quien llevó adelante la obra de adecuación de la sala de tomografía, que tuvo que adaptarse a las exigencias del nuevo equipo, y también al personal de la institución “que debió desarrollar sus tareas diarias a pesar de las incomodidades de convivir con la remodelación”, recordó.

EL PRIMER CARDIOLOGO

Bornacini destacó también la decisión del Consejo Directivo de la institución de nominar a la nueva sala “doctor Alberto Roura”, con lo que se “honró a quien fue el primer cardiólogo de este sanatorio ingresando en el año 1967. También formó parte del equipo médico que puso en marcha la primera terapia intensiva en el año 1973, luego al servicio de cardiología en el 79 y finalmente le tocó conducir la dirección médica entre 1988 y 1989”, detalló.

Entre aplausos y algunas lágrimas, el presidente del Consejo Directivo, Paulino González descubrió, junto con la esposa de Roura, la doctora Alicia Gual, una placa y foto del profesional, que están ubicadas la pared previa a la puerta de ingreso de la sala de tomografía, cuya cinta cortaron ponerla en servicio.

El de ayer fue un justo homenaje a este querido profesional que, de Buenos Aires, llegó a Comodoro Rivadavia en 1967, donde junto con su esposa conformó la familia que completaron sus hijos Pablo, Fabiana (presente ayer en el acto) y Martín, y donde dejó miles de pacientes y fotografías, su otra pasión.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico