La pandemia se llevó a un maestro del Taekwondo, Fernando "Pinino" Tapia

Tenía 50 años y desde hace varias semanas se hallaba internado en la Clínica privada Cruz del Sur luego de dar positivo de COVID19.

En las primeras horas de la tarde de este jueves, un profundo sentimiento de tristeza invadió a la comunidad de Caleta Olivia y de manera particular al ámbito deportivo, cuando se confirmó el fallecimiento de uno de los mejores exponentes de las artes marciales, Fernando Omar “Pinino” Tapia, sexto dan en la disciplina de Taekwondo.

Tenía 50 años y desde hace varias semanas se hallaba internado en la Clínica privada Cruz del Sur luego de dar positivo de COVID19 y con el transcurrir de los días su cuadro clínico se fue agravando hasta que hoy sobrevino el deceso.

El latigazo trágico de la pandemia también causó, el 27 de marzo, la muerte de su madre, María Cisternas, en tanto que su hermano Exequiel de 37, permanece internado en grave estado en el mismo centro asistencial privado.

Tapia había comenzado a incursionar en el arte marcial de origen coreano bajo las órdenes del también caletense Juan Carlos González y luego se incorporó a la escuela de Comodoro Rivadavia que dirigía el sabón Carlos Alberto Gómez, donde obtuvo las graduaciones de primer a cuarto dan, dentro del contexto de la Federación Internacional (ITF).

En ese lapso comenzó a dirigir su propia escuela en Caleta atrayendo a cientos de niños y adolescentes, muchos de los cuales intervinieron en torneos de combate y formas de orden regional, nacional e internacional.

Este deporte lo llevó asistir a eventos en numerosos países, como Estados Unidos, Brasil, Australia y Jamaica, por citar algunos y era habitual que el retorno de las delegaciones que presidiera, fuera aguardado por una caravana de autos, cuando no con una autobomba al frente.

Pocos días antes de contagiarse del virus fue a Comodoro Rivadavia a visitar a Carlos Gómez (foto) con quien compartió anécdotas y le dijo: “maestro, vengo a verlo para agradecerle una vez más todo lo que me enseñó porque quien se olvida de donde viene no sabe a dónde va”.

A principios de esta semana, por “Pinino” y su hermano se había realizado una marcha de antorchas y se rezó por la salud de ambos, con la presencia del diácono Mario Sosa.

Todos los portales periodísticos de Caleta le están brindando en estos momentos un homenaje, algo que multiplica por redes sociales y puso saberse que sus restos serán inhumados mañana viernes en el cementerio local bajo un protocolo COVID que exige estrictas normas de bioseguridad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico