La Unión de Rugby Austral solo espera la orden para el retorno

Ya tiene sus protocolos autorizados y los dio a conocer, con el objetivo de ir familiarizándose con los mismos hasta que se pueda volver a los entrenamientos.

La cuarentena por el Covid-19 se extiende a medida que pasan los meses y, según el lugar donde toque transitarla, las flexibilizaciones van fluctuando con mayor o menor tenor, lo que provoca ansiedad en diferentes proporciones.

Desde la Unión de Rugby Austral (URA) ya empezaron a combatir esas ansias con la publicación de los protocolos, ya autorizados y listos para ser implementados, con la idea de ver más cerca el retorno a las prácticas.

“No tenemos ninguna fecha de vuelta. Los protocolos que fueron presentados a la UAR (Unión Argentina de Rugby) ya fueron autorizados y los que presentamos en el Ente Comodoro Deportes también, pero dependemos de la Municipalidad, cuando las actividades empiecen a funcionar normalmente”, comentó Daniel Albarracín, presidente de la URA, en diálogo con El Patagónico.

“Pensamos que no debería pasar mucho tiempo más para volver a los clubes, así que la idea es que los jugadores y los dirigentes vayan amigándose con el protocolo”, remarcó.

Las pautas se marcan desde que el deportista sale de su casa hasta que vuelve, siempre insistiendo con la distancia social (no se permiten reuniones de dos o más personas en el entrenamiento) y todas las medidas de seguridad sanitaria.

Para el control sanitario, los clubes deberán contar con un acceso único y se podrá ingresar al predio tras cumplir con requisitos administrativos previos que fueron comunicados.

Una vez en el club, todos deberán ir directamente a los lugares establecidos para entrenar, evitando contacto con picaportes, barandas y demás. No se podrán utilizar los vestuarios, mientras que en los sanitarios se reducirá a un 50 por ciento la capacidad en el ingreso a personas.

El uso de la guinda podrá realizarse en forma individual, sin pasársela a un compañero, y en las actividades físicas trabajarán grupos de 10 jugadores, entre otras medidas que la familia del rugby local ya empieza a asimilar.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico