La viuda del remisero Schmidt todavía espera por su vivienda

El referente de remiseros, José Luis Sagardoy, denunció ante El Patagónico que a más de dos años del crimen de Fernando Schmidt, su viuda aún espera por la casa que le prometieron desde el Gobierno provincial el mismo día del velorio. Incluso, aquella vez se firmó un acta en ese sentido. También asumían el compromiso de instalar retenes nocturnos para seguridad de los trabajadores, los cuales hoy se han levantado.

El 29 de enero de 2017 la comunidad comodorense se vio conmovida por el asesinato del remisero Fernando Schmidt al recibir más de 15 puñaladas por parte de un individuo que había solicitado su servicio en la agencia de remis Aleisa, ubicada sobre la avenida Juan XXIII, frente al Cementerio Oeste.

Apenas conocido el ataque, los remiseros de toda la ciudad se manifestaron para reclamar justicia y más seguridad para los trabajadores del volante, además de solicitar una ayuda para la viuda de Schmidt que quedó sola al cuidado de dos hijos.

Más de dos años después, el referente de remiseros José Luis Sagardoy resaltó en declaraciones a El Patagónico: “el gobernador Mariano Arcioni, que en ese momento era vicegobernador, no cumplió con su palabra con la viuda de Fernando Schmidt… al lado del cajón le prometió que la iba a ayudar, que le iba a dar una casa y nunca cumplió”.

Sagardoy agregó: “Arcioni no solo se comprometió de palabra, sino que además firmó un documento en el que se indicaba que se le iba asignar una casa a la mujer. La Municipalidad le cedió un terreno a la mujer para que esa casa se construyera, además de darle un subsidio, pero la casa nunca fue construida. Hicimos los reclamos, pedimos reunirnos con Arcioni y nunca más nos contestó. Nos mandó a sus secretarios que nunca hicieron nada; pedimos que cumpla con su palabra”.

El vocero indicó además que ya se eliminaron los retenes que también habían sido comprometidos esa vez mediante un acta. “Ya no se hacen a la noche, ya no se cumple con lo acordado, no hay más respuestas de nadie. Duraron un tiempo y ya los retiraron, estamos de nuevo a la buena de Dios; por eso también reclamamos que vuelvan a colocarlos. Lo que hicieron ahora con el Centro de Monitoreo no funciona; es todo para las elecciones; lo hicieron a las apuradas y sin tenernos en cuenta”.

CRIMINAL

Fernando Schmidt fue asesinado en Los Alamos y Huergo durante la madrugada del domingo 29 de enero de 2017, al recibir quince apuñaladas tras llevar a un pasajero hasta esa zona del barrio La Floresta. El remisero fue encontrado por sus compañeros, luego de que pidiera auxilio. Ellos lo trasladaron por sus propios medios a la guardia del Hospital Regional donde falleció a las 4:45.

Ese mismo día dos hombres robaron el teléfono celular y una cámara de seguridad de la agencia de remises Aleisa, presuntamente para borrar las pruebas del crimen. Por ese delito fueron detenidos como presuntos autores Claudio Alberto Huilipan y Leonardo Jesús Aguilar

En el desarrollo de la investigación del caso, el exgobernador Mario Das Neves pidió un juicio político para la jueza Raquel Tassello, quien excarceló en un primer momento a los sospechosos de robar los equipos de comunicación de la agencia.

Luego de varias marchas la jefatura de la Policía del Chubut acordó con los remiseros el compromiso de realizar controles en las zonas más inseguras de Comodoro Rivadavia, como así también la posibilidad de que los choferes tuvieran comunicación radial directa con la policía.

Luego de un año y tres meses, Miguel Angel Sotelo fue condenado por el crimen del remisero que era padre de dos hijos. Los jueces Mónica García, Alejandro Soñis y Martín Cosmaro le dictaron 17 años de prisión, teniendo en cuenta la gravedad del delito; la extensión del daño causado; la modalidad con la que lo ejecutó, amparándose en la nocturnidad y en el estado de indefensión de Schmidt que iba conduciendo y fue atacado salvajemente desde atrás, por lo que no tuvo oportunidad de defenderse.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico