Las escuchas telefónicas de la discordia

Uno de los aspectos sobresalientes durante la audiencia de ayer se produjo cuando el fiscal Alex Williams hizo referencia a las diversas escuchas de los teléfonos interceptados con autorización para la investigación. Aseveró que allí pudo escucharse a Natalia Mc Leod y Daniela Souza en diversas conversaciones, entre ellas algunas en las que hablaban sobre la posibilidad de retirar dinero para pagarle a esta última y a Sandro Figueroa. En esas escuchas habría detalles de movimiento de dinero, adquisición de terrenos y otras maniobras.

También mencionó una donde Diego Lüters demostraba su interés patrimonial y la confianza que sobre él tenía Diego Correa. En esa conversación le advierten: “decile a Diego que de Fiscalía vinieron a buscar documentación”.

Para la Fiscalía los imputados estaban al tanto de que eran investigados y en algunos aspectos trataron de deshacerse de elementos comprometedores como vehículos y bolsos con documentación, estos últimos encontrados en la casa de la madre de Lüters, ya que Correa había pedido que desaparecieran.

En una de las escuchas se señala que el propio Correa había viajado a Buenos Aires y comunicándose con gente de confianza manifestó: “lo tienen apuntado al Procurador y ya sabemos quiénes son los que nos escuchan por teléfono”.

Al poco tiempo cambió su número telefónico y se lo dijo a otro hombre de confianza: Juan Carlos Ramón, quien es captado en una comunicación cuando le da esta noticia a otra persona.

En el transcurso de la audiencia el defensor Lisandro Benítez relativizó el valor de las escuchas, diciendo que cada uno le da la interpretación que desea.

En la réplica el fiscal Omar Rodríguez ofreció hacer públicas en ese mismo momento las escuchas seleccionadas para que fueran consideradas por las partes.

El juez Sergio Piñeda consultó a las defensas y Benítez se negó a tal posibilidad, mientras el abogado de Correa, Fabián Gabalachis, dijo que él no había efectuado ninguna expresión sobre el particular.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico