Las protestas en Córdoba, La Pampa y Jujuy se distanciaron de la de Moyano

Las centrales obreras regionales de las provincias de Córdoba, La Pampa y Jujuy marcharon ayer por las calles de las capitales de esas provincias junto a organizaciones sociales para protestar contra el Gobierno nacional, pero sus principales referentes aclararon que la manifestación no apoyó al líder camionero, Hugo Moyano.

Al igual que la marcha realizada en el centro de la ciudad de Buenos Aires, se desarrollaron protestas también en Mar del Plata y las ciudades capitales de Chaco, Tucumán, Catamarca y Neuquén donde participaron un conglomerado de sindicatos, partidos de izquierda y movimientos sociales.

En Córdoba, dirigentes de la CGT regional y la CGT Rodríguez Peña marcharon por las calles del centro de la ciudad bajo la consigna “No a la reforma laboral, no a la reforma previsional”.

Leyeron un documento crítico en el que se afirmó que “el declarado intento de poner un techo a las paritarias y la negativa a aceptar el mínimo reaseguro que constituye la cláusula gatillo, profundiza el deterioro de los salarios”.

Uno de los oradores del acto, el líder del Sindicato de Empleados Públicos (SEP), José Pihen, sostuvo que “han sido públicos” los reclamos “en los últimos dos años”.

“Es básicamente en contra de las políticas, nosotros no dependemos de Moyano”, remarcó.

En tanto, en La Pampa una columna de militantes políticos, dirigentes gremiales, organizaciones sociales se movilizó por Santa Rosa, donde la consigna fue movilizarse contra el ajuste, aunque los organizadores se encargaron de aclarar que no era una protesta para adherir al líder de los camioneros.

En la capital pampeana los referentes de la CGT, la CTA y las organizaciones sociales y estudiantiles, remarcaron que la protesta fue “contra la política de ajuste del Gobierno nacional” y se despegaron de la convocatoria de Moyano.

Mientras, el secretario general del Sindicato de Empleados y Obreros Municipales (SEOM) de Jujuy, Carlos Santillán, afirmó: “esta marcha no es de Moyano, es del pueblo y los trabajadores. Con Moyano que haga lo que quiera el Gobierno, pero al pueblo argentino no puede hacerle lo que quiere”.

Ante la mirada de los turistas en la ciudad balnearia bonaerense de Mar del Plata, los manifestantes también se sumaron a los cuestionamientos a la política económica del Gobierno y reclamaron además “fuentes de trabajo digno” a la gestión local del intendente Carlos Arroyo (Cambiemos).

En Chaco, si bien la marcha se realizó bajo una misma consigna, hubo diferentes actos en distintos puntos del microcentro de la capital, mientras que en uno de los accesos a Resistencia, hubo un corte total de tránsito realizado por sectores de izquierda.

En el marco de las protestas, en los puentes carreteros que unen la capital neuquina con la ciudad rionegrina de Cipolletti, productores frutícolas del Alto Valle arrojaron miles de kilogramos de manzanas y peras en protesta por la crisis que atraviesa la economía regional.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico