Las restricciones en Esquel generaron reclamos

Luego de que el municipio decidiera volver a Fase 2 por el brote de Covid-19, el comercio exigió flexibilizar alguna medida. Allí volvieron a la circulación por DNI y al sistema de "comidas para llevar".

Tras la Resolución Nº 1.892/20 de la Municipalidad de Esquel, junto a Salud y Seguridad, en la que se establecen cierres a determinados horarios, sábados y domingos restringidos para algunos rubros, la entidad envió urgente una nota al intendente Sergio Ongarato y a los concejales porque “vemos la necesidad de hacerles llegar algunas inquietudes que se nos presentan, y a su vez algunas propuestas para que sean evaluadas”.

En cuanto al horario de circulación hasta las 22, la Asociación que preside Javier Comparada consideró que perjudica gravemente el funcionamiento de los delivery, ya que los establecimientos producen sus ventas principalmente entre las 21 y las 23:30.

Por lo tanto proponen una forma de mitigar los efectos perniciosos: que puedan trabajar hasta las 23:30, con media hora para arribar al domicilio, sugiriendo que en esta hora no se produciría mayor riesgo de contagio. “A esa hora hay poca circulación en general, pero otorgaría más oportunidades para subsistir”.

Respecto de pequeños comercios, como fiambrerías y mercaditos, la Asociación expuso que los perjudica notoriamente cerrar sábados y domingos porque son los días que más trabajan. Piden que para estos comercios en particular se respete el horario de las 22.

Sobre el rubro juegos electrónicos, el escrito enviado a Ongarato y bloque de concejales plantea que los momentos en que tienen clientes es de 18 a 22 horas. “Está claro que si le cortan el ingreso a las 19 se quedan sin ninguna entrada”, remarcó la entidad. Se pretende abrir al menos hasta las 21, resignando una hora, pero permitiendo un mínimo de ingresos para sostener el consumo familiar.

Se solicitó se permita horarios de venta sábado y domingo en kioscos y drugstores, días cruciales para su sostenimiento. Puntualizó la Asociación que se puede restringir en algunos horarios. Pero hay que tener en cuenta que se los cerró en extremo en 2020 y han adquirido mucha deuda. Solicitan funcionar los fines de semana, entendiendo que son una minoría, y muy necesarios para el consumo general. Y no son precisamente lugares donde se abarrota la gente.

COMO MINIMO, AL 30%

La gastronomía pide se evalúe permitirles trabajar por lo menos al 30 % del salón porque “la medida nos toma con mucha mercadería, haciendo imposible continuar con tanto gasto operativo. Es angustiante”.

Sobre los locales de artesanías, los turistas suelen salir a partir de las 19 porque antes están con otras actividades, y no se producen ventas. Además quedan pocas casas de artesanías, lo que el cierre aceleraría su extinción. Piden que al rubro lo habiliten hasta las 21.

Los peloteros fueron los primeros en cerrar y los últimos en abrir. “Ahora esto los fulminará”, puntualizó la entidad que nuclea a comerciantes, para agregar que se debe tener en cuenta que los eventos no son todos los días y que asisten las familias más allegadas. “Queda uno solo en la ciudad y no resiste un latigazo más”. Solicitan se le permita trabajar al menos con protocolo.

Con relación a los gimnasios, advierten que 1 persona por grupo hace insostenible su funcionamiento. Un mínimo de 4 personas haría posible por lo menos su supervivencia, lo que se requiere.

En los viveros, los días sábados por la tarde se producen las mayores ventas de la semana. Trabajan mayormente al aire libre y en locales amplios y muy ventilados, justamente en verano para no someter plantas (mercaderías) al exceso de calor.

En Esquel ha sido notorio el aumento de casos de coronavirus el mes pasado: en estos momentos hay 526 acumulados.

Además, a su hospital son derivados pacientes delicados de otros puntos de la región, como Trevelin (87 casos); Gualjaina (53); Lago Puelo (42); El Hoyo (29) y El Maitén (23).

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico