Le pegó un tiro en la cabeza a su amigo "sin querer"

Un adolescente de 16 años que manipulaba un arma dentro de un automóvil, efectuó un disparo a su amigo de 15 y lo dejó en terapia intensiva en Neuquén. Luego de escapar de la escena del crimen, regresó a la comisaría acompañado de su madre asegurando que el disparo fue "sin querer".

Un adolescente de 16 años se presentó ante la Justicia neuquina para decir que fue él quien disparó por accidente el arma con que resultó herido su amigo la madrugada del pasado sábado. El chico fue notificado de una causa por lesiones gravísimas, que le produjo a su amigo, quien continúa internado en el hospital Castro Rendón.

El fiscal de Delitos Juveniles Germán Martín explicó que el joven quiso presentarse el mismo sábado pero que no lo recibieron. Así, esta mañana, se presentó en la Defensoría del Niño y el Adolescente junto a su madre y otro joven, testigo del hecho, y desde allí lo llevaron ante el fiscal.

“Se les tomó testimonio a los dos que dijeron que el disparo salió sin querer cuando estaba manipulando el arma”, indicó Martín. Contó que el adolescente fue notificado de la causa por lesiones gravísimas hacia a su amigo de 15 años, quien recibió un disparo en la cabeza y se encuentra en grave estado en terapia intensiva informó LMNeuquén.

Además, el menor manifestó que el arma no era suya, sino de otra persona que se las había prestado. El disparo ocurrió mientras la víctima se encontraba con su hermano y dos amigos dentro de un Renault Clio en Cuenca XV, a punto de ir a una fiesta.

Al realizar la requisa del vehículo, personal policial encontró una vaina calibre 9 mm, pero hasta el momento el arma de fuego no pudo ser hallada.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico