Levantaron el veto sobre horas cátedra y guardia

Por 22 votos, incluidos tres de diputados de Chubut Somos Todos, la Legislatura de Chubut insistió ayer en la ley por la que se propiciaba la continuidad de las horas cátedra y de guardia que habían sido alcanzadas por la denominada "refuncionalidad" del Estado que impulsa el Poder Ejecutivo. La ley había sido vetada por el propio gobernador.

El veto de esta normativa, que los diputados aprobaron como “aporte a la paz social y al funcionamiento de los Sistemas de Salud y Educación Pública”, así como para “proteger a quienes fueron contratados bajo las modalidades de horas guardia y cátedra”, reunió 22 votos y ninguno en contra, ya que los restantes legisladores, 5 de Chubut Somos Todos, se abstuvieron.

La ratificación de la ley reunió a los diputados del Frente para la Victoria, los 3 de Cambiemos, los 3 del Frente de Agrupaciones, los 2 de Convergencia, el unipersonal de Cecilia Torres Otarola y 3 del bloque de 8 de Chubut Somos Todos: Jerónimo García, Mario Mansilla y Alejandro Albaini.

Al momento de ponerse a consideración, los restantes cuatro legisladores de Chubut Somos Todos (Adrián López, Roddy Ingram, Alejandra Johnson Taccari, Zulema Anden, y María De Luca) se abstuvieron.

En este contexto, Albaini e Ingram aseguraron que la división de criterios no implica el quiebre del bloque que conduce Jerónimo García.

“Cada uno votó por lo que siente y piensa. Conozco casos donde esta decisión de eliminar las horas cátedra no solo deja fuera de trabajo a un sector de la planta de Estado, sino también a gente que no puede acceder, por ejemplo, a la educación, ya que deja de pagársele a acompañantes terapeúticos”, sostuvo.

“No hay quiebre, ni con el bloque ni con el gobierno, pero sí es cierto que nos gustaría hablar y tener diálogo directo con el gobernador, a quien seguramente si le hubiera podido plantear este tema, seguramente se revisaba”, acotó.

El legislador oriundo de Comodoro que hoy reside en Playa Unión indicó que “está todo hablado y cada uno tenía libertad de conciencia. En el caso personal decidí, como el resto, mi postura en función del compromiso que nos dio el gobernador, que indicó que todo el que trabajaba iba a ser respetado y que los casos puntuales se iban a revisar”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico