Lionel Herrera: "ver la ciudad y el cerro Chenque desde el mar es alucinante"

Fue subcampeón mundial de natación con aletas en Colombia 2017. Técnico radiólogo y dosimetrista, dejó su trabajo de una década en el CABIN para establecerse en El Bolsón, donde hace cuatro meses fundaron el Club Náutico Puerto Patriada.

“Tiene un motor en las patas”, fue el comentario de uno de los Domadores del Marqués, cuando Lionel Herrera participó de una travesía de nado que unió la costanera con el Club Náutico YPF.

Para Lionel, no fue tan así, en especial porque hacía más de un año que no se metía al mar. Un medio donde aprendió a apreciar su ciudad de otra manera y que lo llevó a ser subcampeón mundial de natación con aletas en Colombia 2017.

N1.jpg

“Ver la ciudad y el cerro Chenque desde el mar es alucinante. Te cambia la perspectiva, y aprecias Comodoro de otra manera”, sostiene a El Patagónico, el técnico radiólogo devenido en masajista que se estableció hace un par de años en El Bolsón, donde junto a otros fundó el Club Náutico Puerto Patriada.

“Aprendí a nadar a los 4 años con mi abuelo en una Pelopincho. Luego pasé por la escuela de Luis Mora (con sentimientos encontrados respecto a su metodología) y el programa “Aprendamos a nadar” de la pileta de Diadema. Ya con el inicio del secundario dejé la actividad. Me fui a estudiar a Buenos Aires, jugué allá al rugby y me metí con el kayak”, describe.

N3.jpg

Se hizo navegante y se fue a vivir a Panamá. Regresó y en forma paulatina volvió a nadar en aguas abiertas. “Con la natación con aletas llegó la competencia y fui dos veces campeón argentino. Luego vino el Mundial, donde me armé solo, con la ayuda de Luciano Saiz en la pileta del Huergo y Juan José Nicoletti de Puerto Madryn”.

Como socio del Club Náutico YPF, la entidad de Km 3 fue el escenario de los entrenamientos. En ese lugar conoció a los “Domadores del Marqués” que preparaban el cruce del Canal Beagle. Luego vino la coronación y el cambio de locación.

UN CLUB DE ARTESANOS

“En El Bolsón me dedico a los masajes. De hecho, vine a Comodoro este fin de semana por esa razón, un taller que estoy preparando para el mes de junio. Y me llamó la atención que cada vez que pasaba cerca de la costanera, veía a uno o dos “locos” nadando con sus torpedos. Eso es muy bueno. Incluso las reformas que hicieron, como el pase costero que hace que dejemos de vivir de espaldas al mar”, rescata.

En la cordillera encontró la tranquilidad que no encontró en otros lugares. Y el amor por el mar se tradujo en un club

N4.jpg

“Armamos un club náutico hace 4 meses en Puerto Patriada, con un polaco (Marek Maderski) que construye embarcaciones, junto a unos mallineros y bolsoneros. Ya llevamos 12 embarcaciones hechas por los propios dueños. Esto es artesanal y poco elitista. Ya tenemos astillero, instructores de natación y navegación”, comentó.

De los “Domadores” rescata siempre la fraternidad de acompañar a quienes se inician y conectan con el mar. “Yo mismo habiendo nacido acá y nadando de chiquito decía “Comodoro es un embole”. Hasta que conocí gente que andaba en kayak, me acerqué al Náutico YPF y ya te cambia la visión. Ahora veo que la ciudad cambió para mejor. Mi idea es nadar en algún momento en Patriada. Y a través del club Náutico y la pileta “al agua todos” entrar al circuito de competencia”, sentenció.

N5.jpg

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico