Lorena ya tiene un botón antipánico para pedir ayuda frente a un ataque

Lorena Paredes es la primera víctima de violencia de género que en Comodoro Rivadavia cuenta con ese dispositivo que este año implementó el Ministerio de Gobierno de Chubut. El aparato tiene un botón antipánico que lo puede accionar cuando requiera comunicarse con la Policía. A su expareja Luis Vidal, le colocaron una tobillera para monitorear que no viole la prohibición de acercamiento.

Finalmente ayer la responsable de la Dirección de Modernización Jurídica y Acceso a la Justicia del Ministerio de Gobierno del Chubut, María Suquía y el responsable técnico del sistema, le colocaron la tobillera electrónica a Luis Rubén Vidal, en la Seccional Sexta y le entregaron a Lorena Paredes, en el edificio del Ministerio Público Fiscal, un dispositivo electrónico con GPS que tiene un botón antipánico.

Paredes, la mujer que denunció haber sido brutalmente golpeada por Vidal y cuyo caso cobró notoriedad pública en las últimas semanas, se reunió ayer con la fiscal María Laura Blanco, Suquía y el técnico del sistema, quienes le hicieron entrega de un dispositivo electrónico similar a un teléfono con geolocalización. Si toca dos botoncitos a la vez emite una alarma de pánico directamente a la Policía del Chubut.

“Funciona como GPS, y también como teléfono de emergencia”, describió a El Patagónico la fiscal Blanco. Comentó que Vidal lleva el mismo aparato que Lorena y también una tobillera, que si se la saca, o por rotura, o incluso cuando se aleja de la piel emitirá una alarma.

“Por ejemplo, cuando ponen la mano para rascarse y alejan la tobillera de la piel, ya se activa la alarma, por las dudas si se la está quitando. Es imposible que se la saque, porque si la rompe inmediatamente nos vamos a enterar”, comentó Blanco.

A Vidal le colocaron esa tobillera en la Seccional Sexta de Policía luego de firmar un acta compromiso que tiene que llevar todo el tiempo el aparato con él.

“Si ellos coinciden en un lugar a menos de 200 metros, suena un alarma y los van a llamar, porque a veces pueden haber encuentros casuales, que no es que se quieren acercar, pero por ejemplo si están en un supermercado, la llaman a ella y le dicen que busque resguardo, un guardia de ahí. Le alertan que él (por Vidal ) está cerca y a él lo llaman y le dicen que se tiene que ir de ahí”, graficó Blanco.

Este dispositivo es el primero que se utiliza por un caso de violencia de género en Comodoro Rivadavia. Ya que hay otro dispositivo electrónico que utiliza un hombre, pero es para arresto domiciliario que detecta si se aleja de su vivienda.

En el dispositivo entregado a Lorena Paredes se grabaron teléfonos de la Comisaría Sexta, de la Comisaría de la Mujer, Fiscalía y de su madre. Es un dispositivo con llamados de emergencia que se activa rápidamente con pulsar los botones.

“Si llegáramos a estar por algún caso los dos en el Centro, lo van a llamar a él para avisarle que se tiene que retirar, y a mí que me tengo que resguardar por las dudas que él me quiera hacer algo. Los dos lo tenemos que tener cargado, prendido. Esa pulsera no se la puede sacar ni para bañarse”, contó Paredes a este diario sobre lo que le informaron en la Fiscalía.

Vidal y Paredes llevarán este dispositivo por el término de seis meses en principio, que es el plazo de investigación que solicitó la fiscal Blanco. Será una prueba piloto que permitirá morigerar las medidas de prisiones preventivas en este tipo de casos y de prescindir de las custodias policiales domiciliarias.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico